Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
12 agosto 2014 2 12 /08 /agosto /2014 20:10

Por : Juandemaro Querales

 

Para la pintora caroreña Chanita Colombo los homenajes y reconocimientos a su actividad 

 

plástica, no cesan. Ahora la IBHAU con sede en Miami-Florida, la seleccionó para conferirle un 

 

doctorado en Arte.

 

IBHAU son las siglas de la Philo-Bizantine University, institución creada por el Príncipe Eugenio 

 

II, para mantener y divulgar la cultura Bizantina, desaparecida después que los Otomanos 

 

venidos del Asia profunda, creando una brecha entre Oriente y Occidente al acogerse al 

 

musulmanismo durante la segunda generación de los dominadores turco otomanos.

 

Chanita Colombo –es una artista- formada casi espontáneamente siempre en ascenso, pasó de 

 

ser un ama de casa, madre andrógina de sus hijos, para refugiarse en el arte de las líneas y los 

 

colores, donde se entrega de manera esquizofrénica durante gran parte del día.

 

Chanita Colombo es la pintora del Libertador Simón Bolívar, ella ha incursionado en una 

 

miríada de temas que la han llevado, siempre en el figurativismo por la haggiografia en 

 

este caso la religión civil: el culto a Bolívar, nuestra expresión folklórica más acabada: el 

 

Tamunangue, la genealogía del héroe: padres, allegados y amantes como: Manuelita Sáenz y 

 

Pepita Machado también las primas Aristiguieta. La izquierda trasnochada según el ideólogo 

 

Nicolás Maduro, los músico caroreños y después será el turno para los Escritores del patio con 

 

Chío Zubillaga a la cabeza.

 

Esta mujer excepcional dotada de un gran talento para el arte, posee adicionalmente una 

 

curiosidad intelectual única, que le ha permitido amasar un capital cultural aceptable. Soy 

 

testigo de su pasión por aprender en textos y manuales especializados de arte y pintura de 

 

la artista, que hizo el viaje de lo Naif a lo académico, sin complejos, sin pararle mucho a las 

 

criticas envidiosas de algunos aspirantes a críticos.

 

Sus reflexiones la han obligado a investigar en los temas que la subyugan en las diversas 

 

estaciones, en que su arte ha ido evolucionando. Pongamos por caso su serie sobre el 

 

Tamunangue, una sucesión de 12 oleos que recogen de manera coránica esta expresión 

 

perfecta del arte y la danza en Latinoamérica. Sus siete suites del Baile de Negros llenan de 

 

movimiento y colorido la retina de los abismados espectadores.

 

Los músicos de la ciudad o mejor del antiguo Cantón de Carora son historiados a través de las 

 

cerdas y la paleta, un periodo de ciento cincuenta años, casi desde los albores de la República, 

 

van ocupando el interés de la artista y dejar plasmado en madera de Samán: viejas bandas 

 

que en polvorientas tardes en el quiosco afrancesado de la plaza Bolívar, entonan la vieja 

 

canción de cuna “el gloria al bravo pueblo”, para regocijo de enamorados en aquellas noches 

 

de terror gomecista. Hasta recalar en la Orquesta Juancho Querales dirigida por el maestro 

 

Isaías Ávila. En 17 cuatros plasma su historia de la música como un Miguel Castillo Didier o un 

 

José Balza o Vicente Emilio Sojo; y en el cuatro que falta para completar un numero par, mete 

 

el conjunto de música gallega creada por el maestro Joaquín Pérez Zavarse , siempre con la voz 

 

aterciopelada de Roseliano Herrera con la Orquesta Central.

 

Celebremos entonces la borla académica obtenida por nuestra admirada pintora: Chanita 

 

Colombo, bienvenida al claustro de los Lascaris Comneno, ya habrá tiempo de citar a maestros 

 

tutelares como Prieto Figueroa, Teodoro Lascaris Comneno o el gran artista ingenuo Barbarito 

 

Rivas, Macario Colombo y al más grande artista visual de todos los tiempos Armando Reveron.

 

Agosto de 2014CHANITA.jpg

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces