Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
10 febrero 2017 5 10 /02 /febrero /2017 13:43

Por: Juandemaro Querales

 

Falleció después de una penosa enfermedad el Presbítero Ramón Crespo Lobato; el más grande lector de Carora. Así a secas. Sin regatearle ningún merito, a quien vivió para adorar a Dios y la lectura. Fue proverbial su amor por los libros, llegando a acumular una gran biblioteca, solo comparable con la de Babel en la antigüedad.

 

Se va el Sacerdote católico en lo mejor de su vida, 50 años, con una vitalidad y una madurez intelectual que muchos envidiarían . Hizo estudios de Filosofía y Teología en la Universidad Gregoriana de Roma, Institución que junto a la Universidad de Lovaina en Bruselas-Bélgica; constituyen los más importantes de de altos estudios de la cristiandad en el mundo.

 

Terminada su formación seglar, Cura católico se radica entre nosotros: su ciudad y su región. Objeto y excusa para teorizar, actuar y soñar, en el amor a Dios, al prójimo  escogiendo a los pobres y necesitados, como punto y omega de su predica. En su Parroquia San José de Calicanto, sirvió de manera ininterrumpida durante 22 años. Luchando permanentemente por conseguir mejoras sustanciales., para su grey. El templo y su último logro: la Sala de Usos Múltiples, para que la comunidad mas poblada y extensa de Carora, tuviera su centro de reunión, de oración, con talleres para aprender un oficio.

 

El Padre Ramòn, como lo llamábamos cariñosamente, iba permanentemente para la esquina del Grupo Escolar Ramón Pompilio Oropeza, con Francisco de Miranda, en el puesto de venta de libros usados del escritor Jesús Meléndez; allì el intelectual Crespo Lobato, discernía sobre temas de la contemporaneidad y la situación política y social que vive nuestra patria. Con su claridad meridiana, y sus conjeturas, tomas de posiciones, eran realmente geniales, provenientes de un agudo observador: estudioso, quien con una lectura transversal de los asuntos más espinosos , ayudaba a comprender los grandes teorías de nuestro tiempo.

 

 Con la muerte del Padre Ramón Crespo Lobato, Venezuela  y la Iglesia Católica pierde un baluarte del pensamiento y las ideas en el país cultural. La lectura, el plano de las ideas sufren un traspiés, porque de allí un trabajador de lo subjetivo y las abstracciones, se calla, solo queda su legado teórico en una sociedad documental. Pasarán muchos años, para que un intelectual de la talla del admirado clérigo, aparezca como un ave fénix y llene los templos, las bibliotecas  y los grandes centros de estudio, como sus días de soñador impenitente, por las mejores causas a favor del país y sus habitantes. Paz a sus restos.

 

Febrero de 2017

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces