Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
16 diciembre 2016 5 16 /12 /diciembre /2016 17:39

 

 

 

 

 

 

POR:  JUANDEMARO QUERALES

El Primer Aniversario del Ateneo de Carora “Guillermo Morón”, el 20 de febrero de 1991, fue todo un acontecimiento nacional  nunca visto en la pequeña urbe. Un extenso Programa movió a un gran sector a hacerse presente en la vieja ciudad colonial, permeable a todas las expresiones del espíritu.

 

Ese día Sesiono la Academia Nacional de la Historia. Hubo desfile con bandas marciales, con batuteras de lo más hermosa. El Poder Político estuvo representado por el Alcalde Pedro Domingo Oropeza. Escritores e intelectuales, la Federación de Ateneos de Venezuela, en la persona de la Diputada María Teresa Castillo, los Ateneos de la región.

 

El desfile encabezado por los numerarios de la Academia Nacional de la Historia, Autoridades Civiles y religiosas, junto a las Bandas de guerra de algunas Escuelas de la localidad, recorrieron la Calle Comercio hasta llegar Al Calvario y subió por la calle San Juan hasta llegar a la Catedral. Cuando llegamos a la Iglesia de San Juan, estaba cerrada por ordenes del alto clero católico local.

 

Igual se abrieron las puertas del sagrado recinto; reuniéndose en sus naves, a los miembros de número de la ANH, encabezada por su Director: Guillermo Morón y Blas Bruni Celli.

 

Comenzando con los discursos de rigor, desde las alturas del pulpito de madera, frente al altar, allí intervino : Guillermo Morón, dando uno de los discursos más memorables, en su cruzada dignifica dora por pueblos y aldeas de Venezuela, pronunciados en su ya larga vida.

Después siguió en el uso de la palabra, el Arzobispo de Mérida, Baltasar Porras, venido especialmente invitado por su profesor y amigo, el autor de la novela “El Gallo de las Espuelas de Oro”. Nadie podía imaginar , como este historiador eclesiástico, quien pasó años en Universidades europeas, hablaba de un compromiso de la clerecía con un rebaño, que ya mostraba visos de escepticismo. En su discurso de aquellos años, ya se refería al descuido de los gobernantes; y al olvido de las promesas electorales. En su obispado le había dado un vuelco a la vieja Iglesia Andina, salmodia familiar entre los merideños y su Universidad. Este futuro Cardenal, andaba en bicicleta de ruta, trotaba y practicaba montañismo; también hacía sentir su voz en la televisora de la arquidiócesis y el viejo Diario Católico  que aún mantiene la iglesia merideña desde los dìa de Monseñor Chacón.

 

Este Sacerdote a quien el gobierno chavista ya moribundo, condena y ataca con los peores adjetivos, su elevación al Sacro Colegio Cardenalicio, señalándolo como culpable de innumerables delitos. Vocinglería y perdida de vigencia del autoritarismo militar, solo por revelar para consumo de la historia, los momentos vivido por Hugo Chávez, durante los días del Golpe de Abril del 2002, que lo mantuvo fuera del poder por 18 horas. Ahí el Cardenal Velazco y el Obispo Baltasar Porras, presenciaron la actitud de un hombre temeroso y lloroso, pidiendo perdón por sus pecados y ejecutorias desde el poder.

 

Octubre de 2016

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces