Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
10 febrero 2017 5 10 /02 /febrero /2017 13:51

Por: Juandemaro Querales

 

En una reciente investigación : “ Un tal Rangel” El Profesor Daniel Camino (Tesis de Ascenso- UPTA). Estudia y recurre a inmenso material bibliográfico y documental, sobre el Coronel independentista: José Francisco Rangel.

 

Militar independentista que participó a las ordenes de José Antonio Páez en la segunda Batalla de Carabobo en 1821; quien en 1846, alzado con un grupo de campesinos en tierras de Aragua y Carabobo, enarbolando las banderas del naciente Liberalismo Amarillo. Organiza y lleva a cabo un proceso de resistencia armada, contra los viejos latifundistas, godos militaristas paesistas, quienes habían confiscado a Venezuela a partir de la Cosiata y la Constituyente de 1830. Dando paso a la llamada Tercera República, o la patria paesista.

 

Alzamiento llevado a cabo en los territorios correspondientes a los Estados centrales de Aragua, Carabobo y Cojedes. Insurrección campesina que tuvo su eje principal en los pueblos de Zuata, Magdaleno, Belén, Guigue y Villa de Cura. Movimiento gestado por las ideas del demagogo: Antonio Leocadio Guzmán, y su periódico “El Venezolano”, que popularizó “universales” como: Libertad, Confraternidad, Igualdad, Elecciones. Son los miembros de los centenares de club de lectores de “El Venezolano” células del nacimiento del Partido Liberal Amarillo, agitador político, donde hicieron causa común: Tomas Lander, Juan Vicente González (al inicio)y un bodeguero de Villa de Cura, llamado Ezequiel Zamora, cuyo cuñado  evadido de Cayena en la Guayana francesa, por haber participado en la Comuna de Paris, tiempos de endurecimiento de los jacobinos lideralizados por Robespierre “ el incorruptible”, marcando el destino de la gran revolución que había dividido el mundo en un antes y un después.

 

Con la movilización del caudillo de marras y fundador del glorioso Partido Liberal Amarillo: Antonio Leocadio Guzmán, quien se dispuso a entrevistarse con José Antonio Páez en sus haciendas de Turmero y Gonzalito en el Estado Aragua; a fin de dirimir el conflicto en unas elecciones tuteladas, donde el padre de Guzmán el joven, aparecía mas indicado para hacerse cargo del poder, unido a su ascendiente entre las masas.

 

El viejo Guzmán con sus centenares de partidarios, salen de Caracas y se concentran en la ciudad de La Victoria, a la espera de destrancar el proceso de traspaso del poder, donde el general Soublette  tenía la primera opción para ser seleccionado por un Congreso de mayoría paecista, inclinado por el continuismo y la hegemonía de la Oligarquía conservadora. Ante la negativa de Páez para reunirse con Antonio Leocadio Guzmán; el general Santiago Mariño, ofrece sus buenos oficios. Hecho que marcó el entierro en política del viejo Guzmán, como caudillo civilista y eterno aspirante al solio de Vargas.

 

Claudicación o entrega al juego de los grandes capitostes de la llamada Oligarquía Conservadora, o viejos próceres, quienes se hacían llamar herederos del legado de los padres fundadores, con el concurso de los historiadores tarifados y panegiristas al servicio de Páez y sus acólitos.

 

De esa traición del viejo Guzmán, quien vendió a Mariño la gran movilización  al Valle de Aragua; los anhelos de las masas populares, engañadas y traicionadas por los generales de la generación fundadora, quienes han hecho al colectivo venezolano, que la independencia es obra de los cuarteles, y no un movimiento civilista inaugurado por Juan Germán Roscio en la Constituyente de 1811.

 

La rebelión del “indio” Rangel es Zuata, Belén y Magdaleno, vino a  despertar en nuestras masas, preteridas siempre. Típica reacción hacia unos militares codiciosos, es una reacción de un pueblo que no ha dejado de pelear por reinvindicaciòn.Solo buscan una modificación del estatus quo. Las insurrecciones campesinas de los años de 1846 y 1848, es una reacción al latifundio y contra el feudalismo.

 

La rebelión campesina de 1846, terminó con la prisión del indio José Francisco Rangel y su posterior decapitación del coronel independentista, capturado en tierras propiedad del doctor Ángel Quintero, segundo de Páez y hombre fuerte de las oligarquías. Con el aplastamiento del movimiento acaudillado por el indio Rangel, no concluye la impotencia ante mentiras por promesas incumplidas durante las guerras de 1811 al 1830. Con el juicio contra Zamora por alzarse en armas, el tribunal que conoció su caso, se reúne en Maracay, donde se pide de la pena de muerte contra el futuro “general de hombres libres”. Leyendo los manipulación histórica, para ocultar  y hacer desaparecer de la memoria  colectiva al indio Rangel. Zamora miente descaradamente para salvarse del tribunal y de la condena popular. El General bodeguero miente y lanza todo tipo de vituperios, contra su antiguo jefe, echándolo a la hoguera. Farsa que permitió que el reo Zamora le fuera perdonada la vida, conmutándole la pena por el exilio.

 

Al poco tiempo Zamora se le permite que se exilie en Curazao, regresando al poco tiempo, para formar parte de las bandas liberales, que a una orden de Jose Tadeo Monagas, asaltaron el Congreso el 24 de enero de 1848. También el mismo Monagas en su obsesión por acabar el Partido Libera Amarillo lo selecciona para que ingrese al primer curso de construcción de fortificación y agrimensores, en la ilustre Universidad Central de Venezuela, para crear un ejercito aristocrático en Venezuela, como venía ocurriendo en todo el hemisferio. Formando parte del ejército regular, el antiguo bodeguero de Cua; consigue durante el monagato la presilla de general de brigada.

 

Febrero de 2017




 

poder, unido a su ascendiente en las masas.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces