Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
17 mayo 2011 2 17 /05 /mayo /2011 15:04

Aprobada en primera discusión en la Asamblea Nacional, La Ley Contra la Discriminación Racial, donde se incluye de manera determinante a los Afrodescendientes; legislación que permitirá incorporar a los aborígenes, a los negros de origen africano y otras  culturas étnicas, que se identifiquen con determinadas expresiones atinente a lo nacional, al disfrute y goce de derechos que estaban reservados a los herederos de las élites blancas, cuestión que se creía superado con la desaparición de la antigua división de castas.

 

Venezuela al dotarse de una Ley Contra la Discriminación Racial, está adaptándose a los nuevos tiempos, llenando con ello exigencias de la Comunidad Mundial, expresado en Tratados y Acuerdos suscritos por el país. Teorías como la pluralidad, el diferente, la multiculturalidad, se acogen en la Carta Magna de 1999, faltaba por redactar una Ley que recogiera el sentimiento de una parte  de la sociedad, que por su origen étnico, había sido tradicionalmente marginada y excluida, como el caso de los aborígenes amerindios, los descendientes de los negros africanos traídos a la fuerza a nuestras costas, para engrasar un sistema económico injusto y condenable, método fisiocrático que valoraba en alto grado el cultivo de tabaco, algodón y caña de azúcar, tanto en la América del Norte como en la del Sur, en especial en áreas tropicales y subtropicales.

 UNO-copia-13.jpg

El instrumento legal que condena las viejas prácticas excluyentes y discriminatorias de blancos contra indios y negros, viene a llenar un vacío tan necesario en la región latinoamericana, en unas sociedades más descaradas que en otras, citemos por caso a Brasil y Colombia, que por la tradición de sus luchas étnicas-políticas han logrado admirables progresos; en nuestro país desde el año de 1854, fecha en que se abolió la esclavitud, poco se había hecho, el espíritu igualitario de la guerra de independencia y el movimiento de la Federación, se expresa de muchas maneras y sirve de catalizador a la venganza, permeando las nuevas ideas del liberalismo que sustituyeron a las monárquicas, quedando en la superficie como una actitud negociadora y horizontal, sin embargo subsiste una discriminación encubierta que se arrastró todos estos años, siempre con la inquina que da la injusticia que conforma la redistribución de la riqueza material.

 

Los venezolanos de piel oscura, morena, moteada, y pare usted de enumerar, ocupan los lugares más remotos del entarimado estructural; lo social, lo económico y la educación, les llega a cuentagotas, son ilustrativos las trabas que tiene que vencer la población mestiza, los descendientes amerindios y qué decir de la población afrovenezolana, exclusión que es el equivalente moderno de la discriminación y el aparthei, son las reservas federales de las que habla Baudrillar.

 

Para los Afrodescendientes es un avance este instrumento legal, por descuido o pereza de su vanguardia, estas reformas llegan tarde, sin satisfacer la mayoría de sus expectativas. Durante el tiempo en que se reunió la Asamblea Constituyente de 1999 estuvieron extásicos, los hermanos afrovenezolanos pudieron obtener prebendas políticas del mismo tenor que sus hermanos aborígenes, quienes cuentan con cinco curules y un Ministerio en el actual gabinete, ahora se preparan para que les reconozcan su hábitat. Los afrodescendientes quedaron nuevamente fuera de la Asamblea Nacional, sin territorios, pegados como pie de amigo de los aborígenes, quienes le sirvieron de gestores en el parlamento, para lograr que en la nueva ley tuvieran un papel destacado. Si Aristóbulo Isturis y Claudio Fermín, no se consideraran blanqueados, los afrodescendientes tuvieran sus curules en la actualidad, adicional los litorales de los actuales estados Aragua y Miranda, y unos hábitat en la Guayana, cuya población negra proveniente del Caribe insular oriental, como consecuencia de los movimientos plantocráticos influidos por Marcus Garvey a principios del siglo XX. Para completar sus conquistas los negros venezolanos tendrán que esperar o por una reforma o que promulguen una nueva Constitución.

 

Mientras tanto con el nuevo instrumento, los negros podrán educarse mirando a la madre África, sin el peligro del cimarronaje de que hablaba el intelectual haitiano René Depestre; podrán mantener relaciones en lo sexual y escoger parejas, con blancos y otros grupos étnicos; podrán incursionar en todo tipo de actividad comercial, explotar sus rasgos fenotípicos, sin  esperar por el remoquete racial: ”todo lo negro es feo”, cualquier trasgresión a este ley se pena con cárcel o con el pago de unidades tributarias al infractor.

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces