Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
23 noviembre 2013 6 23 /11 /noviembre /2013 12:03

atentado.jpg 

 

 

                                                                                  I

 

Los momentos mas estelares

son las primeras horas de la mañana

cuando después de los tragos de café

se agolpan sobre mi temido cerebro

todas las fantasías contenidas

a lo largo de seis décadas

y piden llevar vida propia.

 

 

                                                                                

 

                                                                          II

 

Hoy no quiero seguir enmudeciendo

a todo reclamo o critica

replicaré con argumentos convincentes

estoy cansado del método ghandiano

de la resistencia pacífica a todo acontecimiento

quiero liberar la bestia que hay en mi

 

 

 

 

                                                                                 III

 

Después de enfundarme el sobrero de jipijapa

para evitar los temidos rayos solares

en una tierra barrida por océanos desaparecidos

y antiguas  especies antidiluvianas

llego al túmulo de granito

en peregrinación obligatoria

Son muchos los años

en que he dejado de caminar

entre cruces, lagartijos y fémures

que sobresalen entre la maleza.

 

                                                                             IV

 

Las voces del pasado

no   se acallan por nada

regresan los diálogos altisonantes

con una madre impositiva y dictadora

He renacido de entre soledades y resolana

Solo el origen de la tribu

me permite imaginar

como será el fin de la aventura.

 

 

                                                                                   V

No puede hablar con aforismos

ni encerrar en moralejas

la experiencia vital

de convivir con seres

que como prolongación de mi soma

son vecinos cercanos

del diminuto sistema solar.

 

 

                                                                                    

 

_______________

Poemas del libro Santo nombre, Santa palabra (2013) de Juandemaro Querales

La pintura pertenece a Roberto Matta Ecaurren, titulada El día es un atentado

Compartir este post
Repost0
18 agosto 2009 2 18 /08 /agosto /2009 21:35

-I-

Cuando los grandes imperios mesoamericanos
se extinguieron a manos de guerreros
y clérigos sin escrúpulos
Enterrados sus dioses
Y bajado el jaguar de su alto sitio
nació David
de cultura sincrética
en tierras ardientes
situadas más abajo de Yucatán


-II-

Los hombres sapos de caños y ríos
que una vez vivieron en el mito edénico
confundieron a los hombres de tez pálida
con la cosmogonía de Amalivaca
craso error
De batracios pasaron a peones
Empleados en la construcción del recinto
del dios cristiano

-III-

Pueblos de misiones donde el látigo
y el cepo son las cartillas
por donde entra el requerimiento
De los antiguos cultos de adoración
de aves y perfumados árboles y ríos
quedaron en los sótanos de nuestra pesadilla.


-IV-

De las fragancias de los árboles
Transformados en ungüentos
semejantes a la crema de lirios contenida
en envases de alabastro
Tejas, ladrillos, cordobanes
buscaban el curso del Atlántico
a través del lago de betún
fiebres y muertes
solo quedan del paso de recuas
de mulas pasitroteras.






-V-


Mesías davídico
constructor de complejos mitos
Del edén Maya-yucateco
a los furores del esclavizante cristianismo
Polis de cristal
refugio de parias y ladrones
muros chorreados de suciedad
allí es donde morarás
hijo de una de las doce tribus de Israel
falascha etiope de Carora.


-VI-

La nave y sus velas infladas
siguen el curso que le imprime
el contramaestre
La furia de la sangre
se marcha en las bodegas
del arca de los locos
Del puerto de la Ceiba
solo lo recuerda mi canto.

-VII-

Los canarios se alborotaban
en el espacioso camión
revolotean en las jaulas de caña
Ese día el chofer llevaba prisa
aceleraba más de lo acostumbrado
el viejo vehículo
un celaje blanco-azul a la distancia
lo dejó para siempre desconcertado.

-VIII-

Cuando te fuiste al reino de las sombras
no saldaste tus viejas deudas:
tu complejo edípico
tu misoginia
la cuerda de gallos de pelea
que vagan por el patio desde siempre
De tu morada
La conservo intacta.

-IX-

Acompañé la corriente humana
que se dirigió al Barroso II
putas, jugadores, ladrones
detrás del jauja
como en días bautismales de la creación
penaba mi hambre
Del fracaso de mi intento
solo el deslizamiento a la locura
me queda como muestra
de la búsqueda de la quimera.







-X-


No se ha ido a ninguna parte
ya que deambula entre los caminos
Empedrados del patio
recogiendo las cayenas
para ofrendarle a la imagen venerada
del infante viajero del infortunio.

-XI-

Viajé sin alforjas
El cansancio no logra apaciguarme
En la última estación
espero que profieran imprecaciones
en vez de salmodias
que remiten a un monoteísmo
trillado y sin razón.

-XII-

La fiesta de los necios
comienza al amanecer
cuando el falso profeta toca la diana
impreca no se que sandeces
al gusto de los oídos complacientes
que van mansamente al pozo
solo por pocas monedas de perversión
Cuando la fiesta termine
y hayamos desvalijado el circo y su espectáculo
deshaciéndonos de graderías y tramoyas
dejando para la historia
aserrín mezclado con chimó
lloraremos lagrima viva
como dice el cantante ramplón
y sucumbiremos ante enfermedades
como el olvido y los gusanos
asaltarán tu bello cuerpo
logrado a base de cremas
compradas en Locatel y Farmatodo
cuando el boca aguá termine de dar su última perorata
no estaremos para él ni para nadie
el último que apague la luz
que fue poquita y con bombillos regalados
el país de utilería desaparecerá
entre una alfombra de abalorios
hechos para uniformar al rebaño.

-XIII-

Ríos de arena
recorren mi cuerpo ocre
No hay recuerdos
ni letanías
solo un ayayay.

-XIV-

Porqué no se rebelan
los auténticos pensamientos
Vivo expectante
de todo lo que suceda a alrededor
mientras tanto deposito flores
sobre los sarcófagos de mis muertos.
-XV-

Si la vida se prolonga a través de los hijos
he vivido seis veces
y un delta de un río de arena
se desliza suavemente sobre desiertos
que son mi lecho proteico.

-XVI-

Los mares huracanados en mi interior
solo pronostican largas guerras
clavo mi espada sobre mi Ceiba
y como un nuevo Rey Arturo mitológico
procedo a crear la etnia
que mantendrá la memoria.
-XVII-

Por la huida de la madre fundadora
incapaz de reconocer el pecado
es que mi etnia está condenada
a vagar por el círculo
del tiempo fracturado
La generación que represento
no pudo sobreponerse
de ahí la derrota eterna
en cada épica de mi vida.

-XVIII-

En mi arca noética
solo cuenta un lanudo perro marrón
traído de los mares del sur
por la doña Bárbara de las pistas
ese fenomenal can
fue mi lazarillo
en los avarientos años
en que el hastío minaba mi organismo.

-XIX-

Los adivinos precoces
Los insurgentes de machetes
sin proclamas
las abuelas resentidas
y en pago a su incomprensión
se pintaron de arbustos
Solo queda como muestra
el hermano loco enclavado
en una fortaleza de la Cordillera central.







-XX-


Abuela evasiva
Muestra tu vestido largo de crinolina
tu cabello recogido con lazos
y zapatos de hebilla
posando con Eustaquio
el abuelo sátiro y abstemio
en el estudio fotográfico
con un fondo de falsa Plaza de San Marcos de Venecia
Vuelve a posar en el tiempo congelado
Para que más descendientes
sientan orgullo de la primera judía.

-XXI-

A un venerable maestro del temple
No puede contradecírsele
sin que sea tildado de hereje
el que ose hacerlo
Me siento como un monje-soldado
esperando en tierra santa
ser sepultado en el templo salomónico.

-XXII-

La casa ideal es de piedras
amurallada como la de los señores feudales
rodeada de flores y de árboles frutales
para las noches silenciosas
traeré un fantasma mecánico de Inglaterra
con él regaré las plantas
lo guardaré en el cuarto de los trastes
mientras me abrazo con mi Dulcinea
en mi extensa cama de nido de amor
de carretera.


-XXIII-

De las olas y la pleamar
No hay registros en mi imaginario
De polvos y ventiscas
esta cubierto mi cuerpo de arcilla
De navegantes extraviados
de náufragos salvados por intromisión
divina
de esta vigas ajenas están llenas mis pupilas.

-XXIV-

El ocre y el humus
en los vecindarios andaluces
de mi solar nativo
completan mi extravío en una región ignota
atenazada por hechiceros
e invasores hugonotes profanadores de
vírgenes
Cuando caen los soles
contemplo los grupos humanos que se han podrido
en la acelerada metamorfosis del trópico.

-XXV-

Madre esenia
invasora y tirana
Ursula Iguarán de mi etnia
Santa patrona del laberinto
En que navego sin brújula ni astrolabio
por el agujero negro
de mi relatividad especial.

-XXVI-

No hay encina
tampoco castaño
solo una Ceiba sagrada
que me protege de todo mal influjo
La orino en las noches claras
cuando el viento modifica el curso
del chorro amarillo.

-XXVII-

Los pájaros de mi soleada casa
abren boquetes a la acacia morada
un sordo ruido
enloquece por momentos
a los habitantes de la colmena.

-XXVIII-

El gallo del vecindario
no deja de cantar
ni de aletear
en las calurosas madrugadas
de mi comarca
El tío Juan al despuntar el día
les da su alimento y les endurece el pellejo
para que un día perezcan
entre el pico y las espuelas
de un duro rival.

-XXIX-

El angelito de alas rosadas
se despereza al despuntar el nuevo día
fracturando el mausoleo
del acontecimiento nadie se entera
ya que los parientes cercanos
desaparecieron hace mucho tiempo.






-XXX-


Reencontrarse con el lejano país
pasa por sobrevivir
a la orgía que protagonizan
sus violentos nacionales.
-XXXI-

Como el mito del eterno recomienzo
Calígula nuevamente reinstala la tiranía
con una lógica elemental
define su gestión:
incondicionales o enemigos.
-XXXII-

La muerte ronda en un día cualquiera
en las calles o en autobús
nadie alcanza a completar
el viaje homérico
a Itaca no se regresa.

-XXXIII-

Todos los viajeros llevamos
nuestra Alejandría
la mía está situada en un desierto
sus casas se ven a distancia
alineadas y pobladas de gentes
tan solo el campanario de la Catedral
sobresale como un Atalaya
en el amplio reino Axagua.

-XXXIV-

Soy Balduino el último rey cristiano
de tierra santa
una mascara de oro
oculta mi rostro leproso
En una nueva cruzada
contra los infieles del nuevo mundo
se edifican nuevos templos
para adorar a dios
encima de lugares de adoración
de deidades paganas vencidas.

-XXXV-

El curso de la sangre
describe un círculo
que apunta a lo lejos
a remotas y esplendidas vía lácteas.

-XXXVI-

El guerrero se instala
sobre el receptor de televisión
la crueldad de las series policíacas
le despiertan empatía
al consumidor de imágenes.
-XXXVII-

Vuelvo a Itaca
a recrear los largos veranos
cuando el asma crónica
me encoge el cuerpo desgarbado.

-XXXVIII-

Por mis pupilas secas
desfilan borrascas
y tremedal de hombres
que echan al azar
sus esquivos destinos.

-XXXIX-

Si el mito de la trasmigración de las almas
es cierto y puedo regresar
quiero repetir la vida
en aquel infierno de soles y silencios.

-XXXX-

Elevarme en un papagayo de colores
sobre las secas planicies
del pueblo andaluz
reino donde quiero anidar
Termino mi visión desde las alturas
cayendo estrepitosamente
sobre un tendido eléctrico.



-XXXXI-


Mi lejano país cayó
en las manos de falsos Mesías
ofreciéndose nuevamente la refundación
El único vehículo de crecimiento
era el envilecimiento para los más débiles
los más poderosos se hunden
en la corrupción
que amenaza con minar las bases
de la República.


-XXXXII-

La flor está rota y es pasto de las hormigas
la virgen descorre la cortina
y con temor otea a la distancia
llevándose las manos al higo
se aferra a la inocencia.


-XXXXIII-

Los centuriones y los guardias civiles
como todas las mañanas proceden
a dar su parte de guerra
son docenas de indios
centenares de mestizos
y ningún blanco
caídos durante la noche.

-XXXXIV-

El pájaro no esperó la buena nueva
y duerme fosilizado en el fondo
de un barranco de arcilla.

-XXXXV-

Gusanos y fetidez en los cerros de basura
es lo que nos sale a cada paso
amenazando con borrar la Alejandría
que todos llevamos en nuestro interior.

-XXXXVI-

La savia que nutre el árbol de la vida
hoy ha llenado tu boca más de la cuenta
comentas que está más densa
te cepillas con fuerza inusitada
mientras miras como las larvas
se van por los albañales de mi Alejandría.


-XXXXVII-
Los ríos de arena de mi cuerpo
Los soles que calcinaron mi vista
Los pájaros carpinteros que horadaron
Las ramas de la acacia morada
son mis únicas pertenencias
para emprender el viaje
desde la última estación de Mauricio.

-XXXXVIII-

El benjamín de la etnia
será el bastón con que me arrastre
por el Monasterio que habito
en el ocaso
El rabino puede esperar
y así impedir una nueva profanación.

-XXXXIX-

Ursula Iguarán mientras tanto
entabla una amena conversación
con el díscolo Tista Querales
hablan del “viejo”
y de su resistencia matusalénica.

-XXXXX-

Aquí en esta última parada
como un homenaje a Jorge Luís Borges
escojo a la izquierda del laberinto
sin una Beatrice que me acompañe
al infierno del Dante siempre postergado
mis camposantos de Aregue y Mauricio
se quedaron fríos en mis pupilas de cenizas
a la espera del termino de la travesía
apostando por buen viento
para no arruinarles el safari
a los obstinados acompañantes de siempre.

Marzo-Abril de 2009

_____________
Las pinturas pertenecen al artista ruso Vladimir Kush
Compartir este post
Repost0
3 junio 2009 3 03 /06 /junio /2009 21:41


I

Quiero comenzar
echando fuegos
Incinerar aún más
la capa desnuda
que como lava fría
sirve de piso
a mi espacio vital
Escondido hueco enceguecedor
que eliminó cualquier vestigio
de representación de un edén
Despierto y le doy cuerda
A mi imaginación que concentra
Miles de vivencias





II

El edén está situado
en el interior de una cárcel
de altas murallas
rodeada de soldados
con armaduras relucientes
Escudos, adargas, espadas
y catapultas
El loco que habita en mí
ha querido fugarse
por los albañales de la fortaleza







III

Paisajes arrasados
simulan espejos
donde gravitan edades geológicas
como altorrelieves
que son observados desde el atalaya
de mis verdosas colinas







IV

Me vi en fondo de un río perdido
Un rostro risueño con yelmo
       empenachado
se descompone en millones
       de partículas
que cierran la cuadratura del
       círculo
nieves perpetuas apenas
modifican la frente sudorosa
de aquel paisaje solar
herido por las altas temperaturas







V

La barcaza de tus captores
te obligan a marchar
por ríos tropicales infestados
de cocodrilos aburridos
anacondas del mismo color
de las aguas
Mujeres de rostros contraídos
ocultan una pena que difícilmente
los cazadores de infieles
podrán borrarlas con cuchillo
soga y violación






VI

Los misterios de mi pequeño mundo
los amplía las rozaduras
que le hacen cada nuevo forastero
desesperado por dialogar y viajar
a remotos confines
por donde deambulan
cruzados de las órdenes del temple
los hermanos del santo sepulcro
y la hermandad teutona







VII

Hoy  te canto Inés de Hinojosa
con la autoridad suprema
que me da la cercanía
de mis orígenes
De aquella ciudad castiza
recién fundada de casas
de tapia y encaladas
con olores de plantas y animales
vivos y resinas perfumadas
que trazaron tu destino
Allí sacrificaste a Don Pedro de Ávila
tu primer marido
varios estoques clavados en el
pecho lo despacharon sobre
tus empedradas calles
Carora ciudad pecadora
condenada un siglo después
por monseñor Mariano Martí
Jorge Voto bailarín y asesino
apuesto y gentil hombre
cobraste el crimen gozando
el cuerpo perfecto
de la viuda ardiente





















VIII

Inés y Juana
pájaros heridos
y fulminados después
Lunas acuosas
que apenas iluminan sus pieles
brotadas de fuego
El árbol del que cuelga Inés
será talado y aserrado
para convertirlo en arquitrabe
y columnas de la iglesia
de San Juan y llayas
de San Dionisio








IX

Juanita de Hinojosa
se refugia en cráteres
que fueron antiguas moradas
de grandes paquidermos
adormilados en urnas de
cristal con leyendas rubricadas
con la ayuda de una vieja
rémington
Hetaira meda
con ropas de seda y muselina
gimes sin disimular
mientras un borracho
con falo enhiesto penetra
tus carnes sin mediar palabra





X

A mi padre en su memoria
después de convertido en polvo
cósmico -héroe- poco historiado
conjunto de guerrero y ópalo
sin cara decorada con achiote
blandiendo una hacha de piedra
Venado, serpiente, pájaro
de variados colores y música
de conservatorio
La greda y el semen
fundaron una raza
para ser cazados y disecar
sus cabezas para que sirvan
de percheros





XI

Al abuelo enigmático
guerrero de la secta secreta
de Hassam el medo su cuchilla
ex-calibea no conoció
reparo para cortar vidas
Aves neutralizadas al sólo
pestañar sobre el árbol venenoso
que se adorna con flores blancas
de las que chorrea una resina
que se pega a la piel y cauteriza
dejando una cavidad podrida
donde la escama marrón
traza una línea fronteriza con los
leucocitos






XII

En una playa de arenas cálidas
jóvenes guerreros muestran sus
coronas emplumadas de variados
colores
Una hecatombe borró
miradas de gavilán y el
cristofué, también de la cotorra
y el jaguar que por ese motivo
cesanteó su mandíbula
fatal
Como cualquier pareja edénica
necesité mi propio barro








XIII

Mi padre como cualquier rabí
le sacó a mi madre siete demonios
purificada la novia-viuda
vivió en su propio huerto de los olivos
con cayenas, olivos machos, cujíes
semerucos y ceibas
La rutina de la hortelana
se había acostumbrado a la luz
opaca, la humedad, la fragancia
de los bosques y los miles de seres vivos
de ésta vía láctea









XIV

Guerrero descastado
que recorrió los puertos del oriente
       próximo
haciendo votos de castidad
pobreza y obediencia, monje
soldado que sólo
quería ser enterrado dentro de las
murallas de la Jerusalén cristiana








XV

Los muros destripados de la muralla
la docena de cadáveres diseminados
en todas direcciones, espectáculo
reservado al gran saladino de
Egipto. Distante orbe de
dualistas náufragos en orillas
distantes de mares sin albatros








XVI

Perro olisqueador de sexos
sólo un serrallo transportado
por caravanas cubiertas de vistosas
telas, acompañan a Alejandro
en su expedición a la India








XVII

Intruso de habitaciones sin ventana
sin cerraduras y menos de llaves
Demonio lúbrico que eyecta
       semen
al menor roce






XVIII

Reo de una vieja cuidadora
de la memoria hierofónica de una
antigua creencia
       Sacerdotes
e iniciados en contacto con
zoroastristas de Persia, copulan
a gatos negros, se masturban
sobre un crucifijo y adornan
una cabeza sobre una bandeja









TENDIDA DE MANO

XIX

Ave que enmudece
como producto de un rayo
pulverizador. Las noches
cayeron sin esperarlas
durante veinticuatro años
clima polar que acabó
con la vida, sólo cenizas
y cuerpos congelados






XX

El milenarismo frecuente
nos enturbia la vida
una y otra vez
Cuerpo aterido busca
calentarse en una aparente
hoguera en el centro de un
vasto mundo, sin insectos
y sin grandes aves












































XXI

La montaña aparece en la
mañana, con el clarear del día
a mediodía se dispersa en el
océano de arena, la tierra
trae su marea de pinzas
y patas que sube a la superficie
desde la corteza cavernosa




XXII

La ciudad se pierde en múltiples
luces, a lo lejos asemeja
una montaña de cristales
en roce permanente
Homo sapiens herido
se embriaga como bestia
de los primeros días
Vendrán los días en que
una lluvia de polvo y ceniza
tapice este cielo






XXIII

La isla de Fernando Po
o isla de Bioco sorprende
por la negrura de su selva
El volcán presencia cómo
bestia prehistórica de aquellos
nubios del Cantar de los Cantares
Carlitos Bacale no vino
a América con cepo y engrillado
Raza de ébano que enciende
velas durante el día sin
motivos aparente para no
apagarse mientras tanto
las fastidiosas moscas sopetean
unos panes expuestos al desesperante
calor húmedo





_______________ 
Las pinturas pertenecen a Salvador Dalí



Compartir este post
Repost0