Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
17 febrero 2011 4 17 /02 /febrero /2011 18:05

CIUDADEl grado de abandono en que está sumida Carora, por obra de sus gobernantes, se debe al pacto secreto de contados miserables, que ven en las ruinas de ese tesoro colonial, la venganza a sus deseos no realizados, en el plano de la ideología decimonónica que profesan.

El patrimonio histórico de una ciudad que mantiene intacto, una arquitectura y arte que se remonta a los siglos XVI y XVII; en su cuadrícula de veinte manzanas, se encuentran joyas del barroco americano como la Capilla de El Calvario, Catedral, Plaza de Armas  hoy Plaza Bolívar; casas solariegas con patios y ante-patios de arte mudéjar ,  con inquilinos que recrean la grandeza de la civilización Ibera; todo este mosaico de representaciones corre peligro de ser barrido por la invasión bárbara que le ha caído al país en los últimos años.

Luis Beltrán Guerrero siempre se refería a Carora como ciudad levítica y conventual, muy dada a motetes, maitines y latinazos. Por su origen prócera tiene un destacado lugar en la mitología patria; ya en la República en los períodos de nuestras guerras inciviles, sus muros, techos, patios, campanarios, fueron mantenidos con celo y especial amor, cuatrocientos años después heredamos, una ciudad castellana que combina elementos europeos con los del nuevo mundo.

Los gobernantes locales del presente, poseen una visión negativista del arte americano, confunden explotación con los saberes codificados, mientras ellos disfrutan de los placeres que les brinda la globalidad.

Endilgarle epítetos a egregios gobernantes nativos, como consecuencia de la diatriba política, no hace sino engrandecer gestiones como la de Pedro Domingo Oropeza y Javier Oropeza; ante el pobre desempeño de las administraciones de Julio Chávez y Edgar Carrasco.

La ciudad lució en navidad como si un huracán de la fuerza del Katrina hubiese arrasado todo a su paso; las fachadas descascaradas, casas derrumbadas, huecos en todas las calles y agua contenida en vías emblemáticas como la Lara; la inmundicia y los malos olores se aposentaron en un espacio que siempre poseyó aires de los primeros años de la creación.

Un gran movimiento de opinión, lideralizado por sus hijos se ha levantado, siempre en los marcos de la democracia, para impedir la desaparición de la bella ciudad colonial, hermanada en prez y gloria  con capitales de Hispanoamérica como Quito, capital cultural de América en el 2011, Tunja, Popayán, Cusco y Sucre; para que sirva de testimonio a las venideras generaciones.

Esto que le pasa a Carora -no es inédito- en tiempos de revolución donde hay una teoría muy explotada por su maquinaria ideológica, la cual procede a negar todo lo que se construyó antes del 4 de febrero de 1992, para decidir abandonar a su suerte a una sociedad y su riqueza material.

El proceso de erosión de la ciudad y sus cimientos, guarda estrecha relación con la desaparición del archivo de Simón Bolívar y los Diarios de Miranda, junto a la canibalizaciòn de los restos del Libertador; por eso no debe de sorprender a nadie que quieran barrer con ese hermoso testimonio de la civilización castellana del siglo XVII. Carora sobrevivirá a despecho de estos nuevos bárbaros.

Febrero de 2011

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo
3 febrero 2011 4 03 /02 /febrero /2011 14:15

El 5 de enero de los corrientes se instaló la Asamblea Nacional, en un momento en que el gobierno pierde fuerzas aceleradamente, dejando de ser mayoría, drenaje de votos que benefician a las fuerzas democráticas; pero esta perdida de sufragios no fue obstáculo para que Hugo Chávez transformara un 48 por ciento de votos en 95 parlamentarios oficialistas, contra los 65 que le reconocieron a la MUD, con un cambio  en las circunscripciones con más habitantes y en manos de la oposición.

El gobierno temiendo un revés electoral dentro de dieciocho meses, hará todo lo posible por desmovilizar a una oposición que crece exponencialmente en cada consulta eleccionaria; el régimen viéndose acosado por la decisión del pueblo por poner punto final a este endiablado experimento, más por frustración y cansancio, disparó las alarmas en el cogollo chavista por lo que la camarilla militar que nos gobierna se vale de todo tipo de zancadilla, valiéndose del miedo como arma para neutralizar, y así conseguir la desmotivación de las fuerzas del cambio en democracia, fuera de los cálculos violentos que se hacen los cancerberos del régimen, para chantajear a la mayoría nacional con la posibilidad de emplear las milicias y grupos paramilitares como fuerzas de choque.

El llamado Parlamento es un cadáver descompuesto, dejado como pieza ornamental para que Hugo Chávez se presente ante la Comunidad Internacional como un demócrata y  que en Venezuela las instituciones como el Legislativo funcionan. Este arremedo de cuerpo deliberante es un capilla velatoria, donde asisten unos individuos  al cual se les quitó su antigua función de legislar y controlar al Ejecutivo, estos “representantes” quienes se dejan conducir dócilmente se les aplicó un Reglamento de Interior y de Debates, aprobado por la Asamblea saliente, llamada la Jaula de las Focas, quienes de manera abusiva y anti-constitucional despojaron a los nuevos diputados de sus legítimas funciones. Con estos parlamentarios silentes que accedieron a interpretar el teatro que les indica el “jefe único”, a través de un viejo guerrillero analfabeta, retrotrae a la nación a los tiempos del Monagas del año 48 del siglo XIX, donde ese sagrado recinto fue testigo del asesinato de sus miembros; ciento cincuenta años después esta Cámara es aniquilada usando el recurso “legal “de abrogarse competencias que nadie les ha dado y chocan con la Constitución de 1999.

dos.jpg

Vista las cosas desde el empaque completo, esta Cámara de Representantes es una gradería de seres desconocidos, invisibilizados por los canales oficiales de televisión: ANTV y el canal ocho; donde la bancada de focas pronuncia a coro soecismos y escatologismos; la otra parte en off sacados de contexto donde un Alfonzo Marquina,un Richard Blanco o Leomagno Flores, parados en una tarima a su turno emitiendo saludos y solo se refieren al hecho memorable de sentarse en el dudoso Congreso que nos dimos los venezolanos; mediante el recurso abusivo de torcer la voluntad de los electores, quienes han votado mayoritariamente para librar a la sociedad de un futuro tenebroso, el mismo que nos augura Chávez, los cubanos y la falange militarista que se ha lucrado a manos llenas.

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo
3 febrero 2011 4 03 /02 /febrero /2011 14:10

Al celebrarse los 53 años de la caída de Marcos Pérez Jiménez, las tendencias políticas en las que se reparte el gusto de los venezolanos, se han trenzado en una dura discusión sobre el sentido de tan memorable fecha.

Para el chavismo gobernante esta fecha es un verdadero dolor de cabeza, según el evento electoral más próximo: la condena o aceptación de esta década militarista, mueve la balanza teniendo especial cuidado en no herir la susceptibilidad del líder de la revolución.

En la presente coyuntura donde se ha asociado al gobierno con prácticas autoritarias; el polo democrático ha insistido en la dirección militar y despótica encabezada por el “modernizador” de Michelena. Los meses finales del chavismo caracterizados por su identificación abierta con el autoritarismo castrense, tendrá que pagar un alto costo en las urnas y sumémosle a ésto la radicalización del modelo en la última navidad.

Reivindicar a Pérez Jiménez -para ponerlo al servicio- del militarismo imperante no dará los frutos deseados; esta sociedad si bien tiene un poderoso substrato antropológico de la Venezuela Feudal, el período posterior a Gómez fue de modernización acelerada, hasta casi completar el modelo industrial, cuestión que evitará una vuelta al caciquismo tribal del llano; Pérez Jiménez -es el hombre fuerte- de las grandes obras faraónicas: hasta allí.

UNO-copia-11.jpg

Están frescas  las afirmaciones de Hugo Chávez según su concepto: “Pérez Jiménez ha sido el mejor gobernante de Venezuela”, tomando partido por su antecesor militar, restando importancia a los grandes logros del país, como producto del esfuerzo civilista, negando mesquinamente los cincuenta años de Democracia Representativa en el siglo XX. Afirmaciones que no molestaron a su aliado del polo revolucionario: el PCV, quienes guardaron silencio con tal no perder los privilegios que a cuenta gotas el jefe indiscutido les ha dado.

Algo parecido ocurrió en esta nueva fecha aniversario, los corifeos del gobierno con su estructura mediática han querido ver en el Golpe del 23 de enero del año 1958, una etapa pre-revolucionaria donde unos adecos oportunistas, cureros copeyanos y chulos urredistas, robaron la voluntad mayoritaria de los venezolanos por vivir en un ambiente de democracia, traicionando nuevamente ese sentimiento expresado en la exclusión de los comunistas.

Este truco publicitario pretende escudarse en la historia gloriosa del PCV, en su lucha de la resistencia contra la dictadura del general Marcos Evangelista Pérez Jiménez; coincidiendo tácticamente con los adecos, superiores en muchos aspectos por su tránsito por el poder y el mensaje socialdemócrata que habían trazado sus dirigentes, coincidiendo con la separación que en la práctica se vivió en la izquierda después de la segunda guerra mundial, por lo que en la acera de enfrente estaba situada la izquierda estalinista de la Internacional soviética.

Las viudas de la dictadura se mostraron de cuerpo completo, con un discurso ambiguo, de subestimar a las masas , con el único propósito de restarle importancia a los funerales de Carlos Andrés Pérez, recientemente fallecido, quien se va al más allá en el momento en que el chavismo se desintegra aceleradamente, torpemente por su manía de idenficar a CAP con ese galimatías de la IV República; han conseguido lo contrario como es traer de regreso al “hombre que camina y da la cara”, con lo que se antepone a un Chávez soberbio y corrupto, antiguas banderas que lo habían catapultado a la fama, al insurgir el 4 de febrero contra el sistema democrático en un momento en que el hijo ilustre de Rubio gobernaba.

El movimiento del 23 de enero del 58, es una insurrección popular que corrige el rumbo que se perdió en diciembre del 48, al deponer por las armas al maestro Rómulo Gallegos. Instalado el modelo demo-parlamentario de seguidas las masas fueron dejadas a un lado, y los políticos de oficio volvieron a sus antiguas practicas del burocratismo y la componenda con grupos de presión económica, basados para ello en una superestructura ideológica que les dio plataformas como el Pacto de Punto Fijo y la Constitución de 1961, estos cogollos se conformaron con hacer creer al pueblo que tenía la soberanía cada cinco años, abandonándolos a su suerte como siempre ha sido desde la firma del Tratado de Coche en 1863, urdido por el inefable Antonio Guzmán Blanco. Tomando en cuenta que la historia no es circular, el error del autoritarismo militar actual  no hay que verlo como un retroceso, sino como una lección dura, donde el pueblo lentamente está volviendo al protagonismo anterior a la gloriosa Constitución de 1864.                                                                                                

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo
26 enero 2011 3 26 /01 /enero /2011 18:57

DOS-copia-10.jpg 

Las torrenciales lluvias caídas sobre el territorio nacional  han barrido con parte de la infraestructura integrada por: carreteras, vías de penetración rural, viviendas, represas, montañas, como si la fuerza de cien huracanes se han concentrado sobre esta parte del mundo.

La ferocidad de este fenómeno natural conocido como el niño y la niña, han dejado a millones de venezolanos sin techo, sin tierras de cultivo, sin enseres, en cueros como en los primeros días de la creación. Tormenta tropical que es una secuela de los huracanes que anualmente  azotan el mar de los caribes dirigiéndose a tierras de la masa continental, en época en que debían haberse alejado las lluvias.

El diluvio que estamos padeciendo  han cubierto gran parte del territorio incluyendo tierras montañosas y extensas llanuras, 11 entidades federales se habían declarado en emergencia, agregándosele otras cuatro en los últimos días; las escenas de tristeza y abandono se observan en los miles de rostros que aparecen en las pantallas de televisión, mientras ocupan los refugios improvisados a lo largo del territorio nacional.

Escenas como estas  hacen preludiar que se avecinan tiempos más borrascosos, lo que unido a una aguda recesión económica, harán más difícil la recuperación del país, sometido en la actualidad a un proceso de destrucción de su base material, aparato productivo que es asediado por los cuatro puntos cardinales para confiscarlo y posterior destrucción.

El hundimiento de barrios enteros en la Ciudad de Caracas, como producto de los deslaves regulares del Ávila, sometido a castigos permanentes, sus derrumbes no respetan condición social, sepultando tristemente a venezolanos que hubiesen podido alcanzar una vida digna.

La tribulación que vive Venezuela se hubiese enfrentado con cierto éxito, si la coordinación entre los organismos de Protección civil, policía, salud, gobiernos locales y regionales, hubiesen actuado unidos y no anárquicamente. El gobierno como siempre actuó tarde  con un interés político, descalificando a gobernadores y alcaldes de oposición para tapar sus culpas.

La presente crisis puso en evidencia el abandono de nuestros barrios, la desidia oficial al no vigilar y supervisar el uso de la tierra urbana, contenido en ordenanzas, aquellas construcciones endebles llevadas por los deslaves o las torrenteras de aguas hubiesen podido evitarse; drama que parece copiado de ciudades haitianas como Cabo Haitiano y Puerto Príncipe; nunca se había visto tanto abandono y desinterés por un segmento de la población, que ha sido objeto de culto por este régimen.

El diluvio venezolano se une a la desgracia que vive el hermano pueblo de Colombia, quien también las vaguadas tropicales lo mantienen bajo las aguas. Hay que reconstruir el país teniendo el cuidado de alejar a los funcionarios corruptos y a los mercaderes, tratando de no repetir los errores que vimos en el litoral guaireño y su rescate, a fin de restañar las heridas que le hemos infligido a la naturaleza.

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo
26 enero 2011 3 26 /01 /enero /2011 18:47

CAP.jpg

Los funerales del ex presidente Carlos Andrés Pérez asemejan al cuadro del Greco “El entierro del Conde de Orgaz”, sus restos momificados aguardan congelados en una funeraria del sur de Miami-Florida, para que los familiares en un largo proceso de tribunales se pongan de acuerdo y decidan darle cristiana sepultura.

Líder político que durante cincuenta años influyó considerablemente en la vida corriente de los venezolanos, llegando a ocupar la presidencia de su país en dos periodos: 1974-1978 y 1989-1993, estableciéndose una línea divisoria en sus dos mandatos, el primero estatizador y reformista, el segundo privatizador y neoliberal, nacionalizando el petróleo y el hierro, materias primas de donde provienen las divisas fuertes de esta nación suramericana.

Hombre de aparato CAP como le decían la mayoría de los venezolanos, hace su carrera política a la sombra del caudillo civil Rómulo Betancourt fundador del Partido Acción Democrática; escalando todas las posiciones al interior de su estructura socialdemócrata, quien en un modelo alternativo con el socialcristiano COPEI va a ocupar varias veces la silla presidencial de Miraflores.

Marchitada las viejas glorias del primer mandato 1974-1978, donde este hombre natural de Rubio estado Táchira en la frontera con Colombia, le toca disfrutar de la segunda bonanza petrolera  como productora de hidrocarburos,  consecuencia del embargo árabe del año 1973 en el marco de la guerra Arabe-Israelì  en el Medio Oriente. Un barril de petróleo que pasó de 1 a 28 dólares, provoca sobre su economía una lluvia torrencial de dinero, en una sociedad no acostumbrada a vivir una riqueza súbita, repentina, originándose el fenómeno de sauditización en palabras de Juan Pablo Pérez Alfonzo, fundador de la OPEP, viviéndose una fantasía de modernidad y se embarca a la nación en un modelo milyunonochesco conocida como la Gran Venezuela y contenido en el V Plan de la Nación, que un iluso planificador: Gumercindo Rodríguez se empeñaba en hacer de la nación petrolera un ejemplo teutón en las costas del Caribe.

Carlos Andrés Pérez, hombre pragmático y poco dado al estudio paciente de las aulas y los gabinetes enciclopédicos; es devorado por las fantasías de sus corifeos de pergaminos de Universidades sajonas; aquellas retahílas neoliberales puestas en sus oídos, lo lleva a poner término a un ensayo cepalista instrumentado desde fines de la segunda guerra mundial, donde Venezuela se había transformado en la locomotora del área Andina y Caribe, creciendo a razón de un cinco por ciento anual, como en las economías desarrolladas. El desespero por deshacerse del Estado Liberal de Derecho Social y Político; lo enajena y prefiere acogerse a las formulas de sustraer al Estado a ser mero espectador rematando sus activos, dejando a las mayorías  sujetas a la leyes del mercado, huérfanas, concentrando sus grandes ingresos al desempeño macroeconómico, disponiendo de todos sus recursos monetarios para honrar la deuda contraída una vez pasado la bonanza.

Carlos Andrés Pérez no irá al paraíso -sus muchos errores- como el abrirles las puertas a la barbarie militar con su descuido del modelo democrático, hacen imperativo que los juicios históricos no sean benévolos con un personaje dado al pantallerismo y a la fanfarronería, haciéndose la vista gorda en su largo reinado de lacras como la corrupción, la venalidad de los funcionarios públicos y el desgobierno que caracterizaron sus gestiones.

Enero de 2011

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo
2 diciembre 2010 4 02 /12 /diciembre /2010 21:40

La detención en Cúcuta Colombia del ciudadano venezolano de origen Sirio Walid Makled, y sus posteriores revelaciones sobre la corrupción que envuelve a centenares de altos oficiales de las FAN, funcionarios del entorno cercano al Presidente Chávez, configura una monstruosidad de la penetración de los tentáculos del narcotráfico al Estado venezolano.

Walid Makled fue incluido en la lista elaborada por Estados Unidos, como el quinto hombre más peligroso del mundo, habiendo introducido miles de toneladas de cocaína al territorio de la unión, empleando para ello una línea aérea de su propiedad, despachada de un Aeropuerto y Puerto arrendados a su nombre, por una burocracia  chavista que no se sacia de inflar sus fortunas mal habidas.

El “turco” Makled, denominación que se da en Venezuela a las personas de origen árabe, representa hoy por hoy el caso más ilustrativo de cómo la corrupción y la impunidad se han enseñoreado en el alto gobierno; de modesto comerciante Walid Makled en poco tiempo va a amasar una gigantesca riqueza calculada en 1500 millones de dólares, apelando al engrase de manos a oficiales de las FAN, Ministros y parientes de grandes personajes del gobierno; todo a la luz de medios y actos de pantallería sin el mínimo pudor, como si el país viviera al margen de la comunidad internacional.

uno-copia-1.jpg

Detenido en las afueras de Cúcuta Norte de Santander, por una comisión de la DEA norteamericana y la Policía neogranadina, como producto de un trabajo de inteligencia de la Agencia anti-narcótico de Washington, este sujeto fue puesto entre rejas en la cárcel de máxima seguridad de Cómbita Departamento de Boyacá a 350 kilómetros al norte de Bogotá, desde una cómoda celda y recibiendo toda la seguridad del gobierno de Juan Manuel Santos, este siniestro personaje ha prendido el ventilador y chorreado de excretas al alto gobierno de Venezuela, convirtiéndose en el clavo que faltaba para terminar de crucificar a Hugo Chávez, quien nervioso se fue hacia adelante como es su estilo, escribiendo en sus “líneas de Chávez” que el imperio prepara una Operación  a lo Noriega en Panamá, para secuestrarlo y ponerlo a la orden del Tribunal Penal Internacional.

Chávez ha hecho punto de honor con el narcotraficante Walid Makled, exigiendo a Juan Manuel Santos, le entregue al “turco” delator para juzgarlo en Venezuela, obteniendo la promesa del Presidente Colombiano de entregarlo a Caracas y no a Washington donde también fue requerido. La Corte Suprema de Justicia del vecino país tiene la última palabra, pudiendo pasar cualquier cosa en un alto Tribunal que impidió que Álvaro Uribe Vélez aspirara a un tercer mandato; mientras tanto un hábil Santos presiona suavemente a un Chávez acorralado, para cobrar 800 millones de dólares y lograr la normalización del comercio entre las dos naciones.

El escándalo del “turco” Makled fue el último eslabón de la cadena de impunidades de un régimen, lo cual evidencia a que grado se destruye un Estado como el venezolano, donde no hay límites entre funcionarios venales y delincuentes, un país a merced del terrorismo y el narcotráfico. Es patético la revelación de Makled de cómo fue sacado del territorio por la Guardia Nacional para evitar ser detenido y enjuiciado por Estados Unidos, desplazándose por toda la nación como general en jefe y regando por donde pasaba 5 millones de dólares; este pájaro de gentil plumaje con su canto destemplado ha hundido el Proyecto Bolivariano en Venezuela y sus franquicias de Cuba, Nicaragua, Ecuador y Bolivia. Es sintomático como los hermanos Castro se preparan para un futuro acuerdo con Estados Unidos y para ello cuentan con la mejor carta de presentación: la reincorporación del modelo capitalista, en la fecha del 12 de abril del 2011 durante la realización del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Noviembre de 2010

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo
12 noviembre 2010 5 12 /11 /noviembre /2010 18:21

Durante mis años juveniles leímos intensamente -lo poco que caía- en la pequeña urbe, recuerdo “La Ciudad y los Perros” de Mario Vargas Llosa, cedido en préstamo por la profesora Daisy de Rosas, de aquellas remotas fechas data nuestra predilección por el autor peruano.

Las letras hispanoamericanas están de fiesta con la concesión por la Academia Sueca del Nobel de Literatura 2011 al autor de “La Casa Verde”, tuvo que transcurrir veinte años para que el galardón más codiciado del mundo regresara a Latinoamérica. Fue en 1990 cuando el premio establecido por el inventor Alfred Nobel recayera en la persona del gran poeta y ensayista mexicano Octavio Paz.

Diez exponentes de la literatura en lengua española han sido elevados al Olimpo de las letras universales en los cien años del establecimiento del certamen: Jacinto Benavente, J. Echegaray, Juan Ramón Jiménez, Vicente Alexandri, Camilo José Cela por España, y los hispanoamericanos: Gabriela Mistral, Miguel Ángel Asturias, Pablo Neruda, Gabriel García Márquez, Octavio Paz, Mario Vargas Llosa, con lo cual tienen un destacado lugar en la inmortalidad empleando para ello la lengua de Cervantes, Góngora y Quevedo.

Cuando el autor de “La Tía Julia y el Escribidor” se enteró de haber recibido el Nobel alcanzó a afirmar: “espero que la Academia haya valorado mi obra literaria y no mis opiniones políticas, ya que no es justo”, con esto uno de los más grandes pensadores de la América Hispana, inscribe su visión estridente y confrontativa en defensa de la libertad y la democracia, en momentos en que hay un resurgimiento de personalismo y autoritarismo militarista, poniendo en riesgo el futuro de sociedades enteras, frente a los retos de completar la modernidad mejorando la vida de grandes masas condenadas al atraso y la miseria en la región.bv

UNO-copia-10.jpg

La dialéctica desarrollada en sus tramas a lo largo de su extensa creación literaria que implica todos los géneros, permiten someter al vaivén de los cambios sociales de Iberoamérica, donde a la mordaza y al crimen se le antepone la creatividad para rehacer los sinsabores del fracaso, escarceos retóricos para hacer coincidir a la realidad quemante con la ficción, en estos mundos goyescos campea por decir lo menos el crimen, el dolor y la pérdida del valor y la ética, para renacer mucho después en la convicción del triunfo cercano de la certeza ideológica, donde hombres y mujeres gravitan en la voluntad errática de iluminados y mesiánicos que pululan por nuestra historia chata, culminando su coronación en una condenable dictadura.

Del contacto con la realidad quemante, de nuestras abigarradas e informes sociedades, Vargas Llosa le busca sentido a la pesadilla doméstica, su planteo universal en el modo de abordar el drama del homus de la urbe colapsada, la soledad del sujeto de la Sierra, del desierto del Sertón o del Espartaquista quisqueyano; preparan el escenario para que nuestros dramas debuten en el Gran Teatro del Mundo. “La Fiesta del Chivo” novela sobre el dictador dominicano Rafael Leonidas Trujillo; o el transensual  venezolano de “Al pie del Támesis” obra de teatro representada en Caracas; enredan la malla de complicidades de un autor cosmopolita, alumno aventajado de Flaubert de ahí su testimonio en ese hermoso libro “La Orgía Perpetua”, o ese homenaje a grandes utopistas : Flora Tristán y su nieto Paul Gauguin en “El Paraíso en la otra esquina”, dan al autor de “Historia de Mayta”, un universalismo a nuestras neurosis de la realidad traumática. Con la concesión del Nobel al autor de Arequipa, completa el numero de reconocimientos que ha venido obteniendo desde aquel lejano Seix Barral de Biblioteca Breve, el Rómulo Gallegos, el Cervantes, el Formentor, y como complemento su elección como miembro de la Real Academia de la Lengua; vastedad de laureles que cierra un ciclo  que parte del momento en que ve publicados su colección de cuentos con el sugestivo nombre de “Los Jefes” en la Universidad de Valparaíso en Chile, gracias a las diligencias del crítico chileno Nelson Osorio.

Octubre de 2011

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo
12 noviembre 2010 5 12 /11 /noviembre /2010 18:16

La larga extensión de tierra llana que ocupa gran parte del territorio venezolano, 300 mil kilómetros cuadrados y penetra en tierras colombianas originando la formación denominada Orinoquense; en esta formación geológica de riqueza sin igual de reservas hidráulicas, con ríos que se desbordan en época de invierno, se asientan pueblos  con variada historia, con sus peculiaridades en usos y costumbres que los diferencian de los habitantes de la Sierra, la Selva y las Costas de ambos Océanos, “Trasegando por la Llanura” de Pedro Gustavo Huertas Ramírez. Academia Boyacense de Historia. Tunja. Boyacá. Colombia. 2009. Es el mejor testimonio del análisis pormenorizado de esta extensa región que comparten por igual Colombia y Venezuela.

El libro de Huertas Ramírez está estructurado en 3 partes: estudio de las raíces precolombinas de los pueblos situados en la región Andino-Orinoquense, se hace especial mención al Padre Joseph Gumilla y su “Orinoco Ilustrado”; La gesta independentista recogiendo el papel jugado por Casanare, como región bisagra que permitió reconstruir las fuerzas patriotas de ambas naciones. Bolívar y Santander libran desde ahí lo que se denomina la internacionalización de la guerra, donde una fuerza desigual tiene que enfrentarse a un moderno y disciplinado ejército al mando de uno de los vencedores de Napoleón: el Pacificador Pablo Morillo, quien había recuperado la Nueva Granada y controla junto con las fuerzas de Juan Pablo Morales gran parte del territorio venezolano; por último los Encuentros Binacionales Colombo-venezolanos sobre el Llano, esfuerzo compartido con Huerta Ramírez para abordar el Estudio Académico de la Pampa, despojada del pintoresquismo y el lugar común.

LLANO.jpg

Con este libro “Trasegando por la Llanura” el admirado escritor de Campo Hermoso Boyacá, zona del pie de monte llanero, reafirma e insiste en su planteamiento principal de desarrollar temas que abarquen la geografía humana y el imaginario de dos pueblos hermanados en la historia y en lo cultural. En la “Ruta de las Hinojosa”; el Orinoco Ilustrado del padre Joseph Gumilla y el Juan de Castellanos de “Elegías a Varones Ilustres de Indias”; le permiten al autor boyacense desarrollar en la escritura el espíritu de hermandad que siempre ha prevalecido y que no se debe eliminar por ningún motivo.

“Trasegando por la Llanura” se lee como un libro fragmentado donde se abarca la historia en conjunto de dos pueblos, con paisajes y hombres comunes, quienes forman un abigarrado retablo de sorprendente originalidad en diversos órdenes. Si bien su lectura requiere de un esfuerzo coordinado de erudición, su lectura no provoca fatiga por lo bien escrito y documentado, con una prosa ágil propia de un autor familiarizado con los clásicos de la literatura, tan es así que las conferencias, discursos y monografías, leídas en congresos, fechas patrias y clases magistrales, adquieren vida propia produciendo placer. Sus páginas intercaladas con fotografías, cifras y esquemas facilitan la visita a la historia común de estos pueblos de Iberoamérica.

Después de agotadas sus páginas, nos reafirmamos en la convicción de considerar a Pedro Gustavo Huertas Ramírez, como un escritor cuyo tema de la Patria Grande, dará motivo para ser recordado con el correr de los años, como hispanoamericanista que hizo hasta lo imposible para que la hermandad de los pueblos colombo-venezolanos no se rompa nunca, a pesar de vientos en contra -que de cuando en cuando- soplan por estos confines.

                                                                                                                                 Noviembre de 2010

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo
5 noviembre 2010 5 05 /11 /noviembre /2010 21:35

Acaba de concluir el Encuentro Internacional de Escritores, Chiquinquirá, Boyacá. Colombia, reunido del 9 al 12 de los corrientes; dicho cónclave sirvió para que se dieran cita poetas y narradores venidos de todo el país de los Chibchas y de naciones como: España, Bolivia y Venezuela.

En esta ciudad, sultana del Río Suárez, se encuentra la imagen de la Virgen de Chiquinquirá, Patrona de Colombia, centro de devoción y plegarias del catolicismo. Allí, bajo la dirección de Don Raúl Ospina el Encuentro llega a su XXXI ocasión en que juglares y cantores convergen a rendirle culto a Polimnia. Reunidos en un ambiente distendido, la fiesta de la palabra transcurrió entre coloquios, recitales y conferencias; todo el pueblo mariano de unos veinte mil habitantes, se comprometió  a que la actividad  más importante después de la festividad de su adorada virgen, se diera por todo lo alto, y tanto es así que todos los colegios de la localidad se volcaron a dicho encuentro.

Lo primero que llama la atención del Congreso, es la receptividad de los habitantes del lugar, por todo lo que significa el poema y sus cultores; evidenciado en la gran asistencia del público durante los recitales, números de danzas, bailes que se escenificaban en la céntrica Plaza Julio Flores.

UNO-copia-9.jpg

Por las noches en el auditórium de la Cámara de Comercio, se daban cita un variado público para escuchar de labios de poetas y narradores sus mejores creaciones como en la tradición renacentista; jóvenes poetas y representantes de los diversos Talleres y gremios que hacen vida en el espiritual lugar; pero el momento más resaltante del Encuentro fue el homenaje que se rindió al escritor Jorge Franco, representante principal  de la narco-novela; obras como “Rosario Tijeras”, “Melodramas” y su última novela “Santa Promesa”, lo colocan como un escritor de la talla de Gabriel García Márquez y Mejías Vallejo en el concierto mundial.

Escritores venidos de la capital departamental de Tunja como: Gilberto Abril Rojas, Francisco Helí Ramìrez Fonseca y las poetizas: Acensión Muñoz, Carmenza Muñoz y Carmenza Olano; hicieron más vistosa la fiesta de los juglares, sus versos y sus textos se oyeron en todos los recintos de la pequeña Atenas de Boyacá. Es gratificante reseñar las lecturas de esos estupendos libros. “Churumbela” de Francisco Ramírez Fonseca y “Trasegando por la Llanura” de mi gran amigo el maestro Pedro Gustavo Huertas, autor de un texto anterior sobre las Hinojosa presentado en Carora y La Victoria hace dos años.

 

En los recitales, seminarios y conferencias dictados en todos los colegios de Chiquinquirà, los escritores venezolanos ahondaron en los siguientes temas: Gilberto Abril Rojas, mestizaje  y rebelión de negros; Leonardo Pereira Meléndez: lectura de su libro “A qué hora la muerte duerme” y  discusión  de las tendencias actuales de nuestra literatura. A este modesto cronista le correspondió hablar del soldado-poeta Juan de Castellanos, retratado en la novela biográfica “El Sueño de la Anaconda” del escritor boyacense Fernando Soto Aparicio.

Para Don Raúl Ospina Ospina y su hija Clara Elvira, periodista de la fuente cultural de RCN, nuestras más sentidas gracias, por hacernos vivir en tierra propia, con la calidez proverbial del hermano neogranadino; con la convicción que volveremos años tras años mientras perdure el espíritu de esa gran asamblea de cantores y escritores, para llevar los versos y la historia de ficción valiéndose de la hermandad de los soñadores impenitentes de este lado del Arauca.

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo
22 octubre 2010 5 22 /10 /octubre /2010 19:01

En mi reciente viaje a Colombia entré en contacto con el escritor Francisco Helí Ramírez Fonseca y su obra “Churumbela”. Alcaldía Mayor de Tunja. Tunja. 2010. Premio Latinoamericano de Novela Corta. Centro de Estudios Literarios “Manuel Jesús Meléndez”. Un libro que me impresionó por lo revolucionario de su estructura, tanto para la inclusión de los personajes, como en el tratamiento de temas tabúes en la sociedad colombiana como el paramilitarismo, el narcotráfico, la corrupción y el hedonismo de un segmento de la población por el éxito fácil.

El relato de la novela es muy simple: la cacería de zorros, previamente marcados y seguidos electrónicamente con un chip incrustado en sus cuerpos a fin de activar un GPS, rapaces que son cazados utilizando para ello perros entrenados, cazadores dotados de modernas escopetas y con una parafernalia tecnológica como carros todo terreno, helicópteros, radios, celulares en un teatro de operaciones  que comprende la parte de Boyacá que colinda con el Departamento vecino de Cundinamarca. 

CAZA.jpg

En el reality Show que es un guión copiado al carbón por Ramírez Fonseca, convergen una fauna tenebrosa del entramado socio-jurídico de un Estado: militares, Ministros, acólitos, animadores de televisión, y hasta el propio Presidente de la República; todo con la intención de echar un manto protector sobre complicidades y tropelías  que se resume en el interés de Jessica, una persona traída de los cabellos por el narrador, la cual busca ingenuamente el éxito de las candilejas y cámaras, cuando se ve arrastrada por el muñeco diabólico de la tragedia: Tomás, Apolo mediocre de esta red de intrigas, quien con su sospechoso sexo conduce a la desgracia a esta reina de cartón a un desenlace de film hollywodesco: la de ser triturada por un camión en una calle abandonada de Bogotá.

“Churumbela” es una bien tejida malla de araña que va escalando los diversos peldaños de un edificio que parodia a una sociedad integrada por sujetos de bajas pasiones, quienes a base de triquiñuelas creen encarnar las astucias del zorro de pelambre pintados de variadas formas. Todo aquel agujero con forma de gallinero orweliano, nos remite a un referente panoptista a lo Foucault, donde los sujetos son manejados con cuerdas, cual marionetas, para ser sacrificados en la primera ocasión en que el tiempo del reality show así lo preestablece. El personaje es alucinador y su decorado corresponde a un gran campo de concentración Nazi, es Treblinka entre la cuenca del Río Suárez y nuestro propio Amazonas interior, cuya agua contenida alberga añagazas y materiales descompuestos.

Ramírez Fonseca posee la rara virtud de no levantar la pluma en ningún momento de los caños discursivos, por lo que el relato matricial siempre esta tenso de manera que no distraiga el interés del lector; por lo que todas las direcciones de aquel delta van a converger en la miniatura de una viuda negra, con un sexo inútil y en desuso, que un día por insinuación de una amiga se subasta en el camino de Damasco de un ruin carrusel, montado por una cadena televisiva de alcance universal, aparato ideológico que ahora tiene el monopolio del discurso referencial para cederlo de forma vertical, funcionando como devorador de los hemisferios cerebrales ; para terminar con el personaje y encarnar nuevamente a la Marilyn Monroe del canto de Ernesto Cardenal, envenenada con analgésicos y barbitúricos con un teléfono colgado en una oreja, no en la cama del set sino en un basurero de la ciudad con un dedo menos de la mano derecha.

2010

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Presentación

Enlaces