Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
1 febrero 2012 3 01 /02 /febrero /2012 14:42

Por: Juandemaro Querales

 

 

La intervención de María Corina Machado, el viernes 13 de enero en la Asamblea Nacional, en ocasión de la presentación de la Memoria y Cuenta del Presidente Hugo  Chávez, marca un antes y un después en el largo reinado del chavismo.

 

Con su afirmación de “la expropiación es robo” los supuestos verbales del Socialismo del siglo XXI y sus artilugios totalitarios demostraron una vez más su inconsistencia; ese día terminó el monologo y la incontinencia verbal, para plantar ante el país el diálogo y la posibilidad cercana de sacar a Hugo Chávez del poder, evadido de la realidad y confundido con su momento, vive solo como objeto de adoración, de un culto que lo tiene como un mesiánico.

 

De la diputada Machado se esperaba que rompiera la atmosfera idílica a decir de Armando Duràn, que se respira en un cuasi parlamento, donde la bancada de oposición vive de forma esquizofrénica; la jefe de SUMATE ha debido en su momento señalar a Chávez de ser responsable de los 200 mil muertos que ha dejado la violencia en los últimos 14 años, cuando se instaló la Asamblea y el primer mandatario preguntó a los tribunos, si él tenía responsabilidad de aquella ordalía. Aquellas esfinges prefirieron disfrutar de las jugosas prebendas que les brinda ser representantes del pueblo y no encarar al díscolo personaje.

 

María Corina Machado es una figura política destacada, tiene como credencial la autoría de haber motorizado el Referéndum Revocatorio en el 2003; dos millones y medio  de firmas  obligaron al gobernante a consultar al electorado, situación de minusvalía que lo lleva a entregarse en los brazos de Fidel Castro, quien rápidamente acude al llamado despachando treinta mil cubanos, que coparon la salud, el deporte, la inteligencia del Estado, generando las famosas Misiones, ayudado por un CNE incondicional, juegan alegremente con fechas para llamar a  votar, produciendo el milagro de apuntalar nuevamente a un gobernante disminuido.

 

Los tiempos en que Hugo Chávez creía en su cualidad divina, ha pasado, la convicción de los venezolanos del mal rumbo que han tomado los acontecimientos, convencieron a millones de electores que ya Chávez agotó su tiempo, encrucijada donde se avizora un panorama difícil; con esto no quiero pecar de optimista porque derrotar a este señor  requiere mucha capacidad, a sabiendas de que es un pícaro y pájaro bravo, un rival de cuidado. Las últimas derrotas que ha recibido le resbalan en su duro cuero de cobalto; por lo que resulta imperioso convocar hasta el último votante, para no vivir en la incertidumbre de no saber con cuantos sufragios se alcanzó la victoria, táctica dilatoria donde ellos son duchos para decorar y arreglar los resultados.

 

El ejemplo de María Corina Machado fortalece al mundo político, caracterizado por lucir desorientado, creyendo estos ingenuos que se enfrentan a un demócrata, capaz de aceptar su derrota, pura pamplina de algunos necios que se hacen los indiferentes para no meterse con la artillería del despotismo.

 

Cuando la Concertación de Socialistas  y Democristianos le ganaron el Referéndum a Augusto Pinochet en el Chile de la década de los noventa; se dice que el gesto de Ricardo Lagos de acusar al dictador por televisión al señalarlo con el dedo, mostró a un pueblo sometido que debía de jugárselas todas y enterrar la tiranía. El coraje de María Corina Machado debe de marcar el final de este autoritarismo militar, que no para en mientes a la hora de atacar a sus oponentes.

 

Los representantes de la MUD en la Asamblea Nacional han agotado un tiempo valioso, sirviéndole al régimen en su invisibilización y así decirle al mundo que hay democracia, solo una entelequia para distracción del tirano provocador. Gestos como el de María Corina Machado el viernes 13, cuando sorprendieron a un confiado autócrata a las casi  10 horas de galimatías, enredándolo y sacándolo de quicio, con esta intervención de la diputada más votada en la última elección finalizan años de fastidiosos mítines, gastados clichés y mentiras a granel. La función asignada por la dictadura de convidados de piedra a estos legítimos representantes ha llegado a término y preludia la segura derrota de manera vergonzosa que les espera el 7 de octubre.

 

Enero de 2012

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces