Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
1 mayo 2014 4 01 /05 /mayo /2014 18:13

ESTUDIANTES

 

Por: Juandemaro Querales


Las protestas de los estudiantes universitarios en Venezuela, han puesto contra la pared a un régimen despótico y represivo, que antes del 12 de febrero se hacía pasar como un lobo disfrazado de abuelita.

Esta generación de la era de las redes sociales, no tiene parangón en la historia del país, son jóvenes preocupados por el futuro de la nación. No es la generación boba de Edmundo Chirinos, donde muchos de sus integrantes forman parte del alto gobierno y mantienen una guerra contra las Universidades públicas y privadas.

La polarización política que caracteriza a la actual sociedad entre chavistas y antichavistas, había cerrado el juego perverso que hunde la nación hacia el barranco. Con el aparecimiento de este nuevo actor el panorama luce más interesante, donde la oposición antichavista dejo de ser la expresión de las clases medias para abrirse a los sectores populares.

El modelo chavista ha ido desapareciendo en donde el heredero Nicolás Maduro, hace todo lo posible por enterrar el populismo militarista del iluminado que descansa en paz en la planicie.  Maduro su Guardia Nacional y los Colectivos motorizados, se han encargado de enterrar las pocas libertades que se mantenían como carta de presentación ante la comunidad internacional.

Los jóvenes de las protestas no son ni remotamente el estereotipo que quieren presentar la propaganda autoritaria del régimen. Burgueses, hijos de papá y vagos, contrastan con la seriedad de sus propuestas  que incluyen la salida de Maduro, apegado a lo que dice la Constitución del 99. Los movimientos universitarios han encendido el deseo de protestar nuevamente, sentimiento apagado por los fracasos de una dirigencia de oposición que a veces luce perdida.

Los jóvenes de las protestas han subido los cerros de las principales ciudades, han recorrido los barrios donde el viejo chavismo los consideraba cotos de caza. La dirigencia estudiantil convoca asambleas de y provoca la participación de las masas populares, y de ahí salen las acciones a seguir. El descontento es generalizado, los pobres quedaron para el discurso fastidioso del sucesor, quien no gobierna, ni tiene tiempo para aprender.

La osadía de los jóvenes de pelear la calle a un gobierno que se erige en Patrono devocionario de los pobres; ha despertado la ira de los que creen que esta sociedad  es una finca privada. En vista de la orfandad en que los dejaron las masas , Maduro y sus socios militares han arreciado la agresión que hoy suman la cifra de 39 muertos, 600 detenidos y centenares de torturados, decenas de desaparecidos, imputados en su gran mayoría por una justica secuestrada, poniendo el acento en el amedrentamiento a los Alcaldes, desconociendo así la voluntad popular.

Estos jóvenes no son los lectores de Marcuse o Sartre o cualquiera de los integrantes de la Escuela de Frankfurt, más bien son consumidores de libros de autoayuda, apoyados en las herramientas de la telemática, recurren por ende a las redes sociales; el efecto Obama que inicio la Primavera Árabe. En muchos de ello se ha despertado el interés por Venezuela, atentos a las reflexiones de un Elías Pino Iturrieta y un Germán Carrera Damas. Los líderes del futuro aprenden aceleradamente por la emergencia de capitalizar la transición Dictadura-Democracia.

Como en los cantos de los Hermanos Parra y el Uruguayo Viglieti, los jóvenes de las protestas y el contagio de los otros sectores preanuncian nuevos aires de cambios, jóvenes que no se sienten representados en la partidocracia de truhanes que solo viven para los repartos de cuotas de poder en periodos de elecciones. Con estos líderes universitarios hay algo novedoso, su temeridad y honestidad a toda prueba, de ahí su cuota de muertos y encarcelados.

 

Abril de 2014

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces