Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
9 septiembre 2011 5 09 /09 /septiembre /2011 18:47

Lo mejor de la tradición de las letras venezolanas  se encuentra en nuestro periodismo: Juan Vicente González, Tomás Lander, Fermín Toro, Antonio Leocadio Guzmán y Cecilio Acosta, llenaron con su sabiduría los periódicos de orientación liberal, lo que llevó a tener conocimiento de la modernidad y a formar parte de la segunda generación de la ilustración.

Hoy, escribir para la prensa se ha convertido en un riesgo  y en una fiesta, donde la historia menuda es la materia principal para llenar cuartillas emborronando papel y ahora con la pantalla cromática, los sueños inconclusos de una sociedad que quiere restablecer la armonía y la justicia perdida.

dos-copia-1.jpg

No todo lo que tiene estructura de columna periodística puede ser incluido en sus páginas, salvando la parte y en representación de algunos destacados escritores, que por su preparación intelectual engrandece el oficio, por lo que el valor literario respira por todos los poros. Entre nosotros son memorables los casos de; Arturo Uslar Pietri, Luis Beltrán Guerrero, Ramón Escovar Salom y Mario Briceño Iragorri; quienes destilaron su facundia y belleza en la prosa, y dejarnos verdaderas líneas que reunidas en volumen, son de consulta obligatoria: Pizarrón, Candideces, Ventana de Papel o Tapices de Historia Patria.

Quienes escriben para los periódicos pasan verdaderos suplicios, donde la alteridad y el desdoblamiento son la regla, durante el tiempo que dista entre uno y otro artículo, se está en un limbo, donde a veces no se corre con suerte y no aflora ni una pisca de idea para dejarla plasmada en la columna semanal; después como por arte de magia el duende de la imaginación acude en nuestro auxilio.

La elegancia de la prosa viene dada por la madurez y la preparación intelectual, la cual se acrecienta con el paso de los años, contando con la exigencia de un lector ávido y omnívoro, que reclama permanentemente por el mejor trabajo, una verdadera joya, que vaya directamente a engrosar la rica tradición escrita de la cultura nacional.

En la prosa venezolana se recoge lo más acabado de la producción  del ensayo corto, célebre en Hispanoamérica, por la circunstancia muy especial debido a que los escritores más afamados de la lengua discurren por sus secciones: Mario Vargas Llosa, Sergio Ramírez, Julián Marías, Simón Alberto Consalvi, Carlos Fuentes, Carlos Monsiváis; y en otro momento de gran brillo lo hicieron: Germán Arciniegas, Joaquín Balaguer, Juan Bosh,  Octavio Paz y Mariano Picón Salas.

El escribir para la prensa ha sido de gran utilidad, para la tradición literaria hispanoamericana: Simón Rodríguez, Juan Germán Rosco, la generación de los proscriptos argentinos: Sarmiento y Mitre a la cabeza, hacían la aclimatación de las ideas en el continente. Nuestro Libertador Simón Bolívar le daba especial interés a la imprenta, de allí que dotó a sus campañas militares y a su función de estadista de un periódico “El Correo del Orinoco”, periódico bilingüe editado en inglés y español, el cual recoge páginas memorables para la historia como “El Discurso de Angostura” Y la Constitución de 1819.

En estos tiempos de censura y ahogo de la disensión, la palabra escrita adquiere un sentido pedagógico, donde las masas atosigadas por el control ideológico de un gigantesco sistema de información, dirigidas por un Ministerio de Propaganda; buscan en el periodismo independiente y comprometido, una ventana para informarse a ciencia cierta de cómo la estructura autoritaria va desmontando las formas democráticas heredadas del siglo XX.

Los periódicos y los consabidos colaboradores y entre ellos los intelectuales, no pueden callar en las actuales circunstancias, hacerlo sería un acto de cobardía y de entrega, al déspota analfabeta, que siempre ha visto en el campo del trabajo de las ideas, la semilla del futuro y el fin de las satrapías; donde anidan los planteamientos que nos lleven a salir del túnel y poder restaurar el antiguo orden sepultado por el avance de las botas.

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Our 10/04/2011 16:29


A mi siempre me ha gustado el tema de leer las manos y me gustaria poder aprender, pero nada, no hay manera!


Juan Herrera 09/21/2011 01:21


Hace siglos muriò Socrates y Cristo por expresar, y sobre todo, defender sus pensamientos. A pesar del tiempo, todavìa sigue en peligro el que piensa diferente. Hemos dado vuelta en cìrculo.
Un abrazo poeta.


Presentación

Enlaces