Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
29 mayo 2013 3 29 /05 /mayo /2013 20:56

Por: Juandemaro Querales

 

MARIO.jpg

El audio grabado por Mario Silva y hecho público por el Diputado Ismael García, evidencia el grado horroroso de deterioro moral en que está sumida la sociedad venezolana, sus élites políticas y militares, quienes corrompidas hasta los tuétanos acompañan en su lenta agonía hacia el abismo a un grupo enquistado en el poder.

Mario Silva es un conductor de un programa en VTV transmitido a media noche llamado la “Hojilla”, donde se destruye moralmente a individuos empleando los peores señalamientos para que un poder judicial sometido y de rodillas, proceda a imputarlo y trasladarlo a la cárcel o al exilio. Las víctimas del inquisidor y verdugo se las suministraba el extinto Hugo Chávez, quien por ese conducto se valía para llamar directamente por teléfono a Torquemada para cebarse en los cogotes de los enemigos del gobierno o gentes ligadas al proyecto bolivariano.

Una vez desaparecido el autócrata Hugo Chávez se liberan los demonios de la ambición de poder, dividiéndose el chavismo en parcialidades claramente definidas , quienes a la señal de un cierre de ciclo, se abalanzan sobre el tesoro público para en rebatiña llevarse los despojos de un codiciado botín , que ha servido para comprar la voluntad de jefes de Estado, individualidades y hacerse de un numeroso número de naciones que impidan condenas  en organismos hemisféricos y mundiales, tendiendo  un manto de silencio y complacencias a la confiscación del régimen de libertades en el marco de una democracia que imperó en Venezuela hasta 1998.

En el audio de 50 minutos donde Mario Silva de manera monologante, acusa a un grueso número de destacadas figuras del gobierno, ante Aramis Palacios, militar cubano destacado en Venezuela como jefe del G2,para hacer trabajo de contrainteligencia desde el principal cuartel del país: Fuerte Tiuna. Empleando un lenguaje escatológico va refiriéndose militares y civiles que copan los principales cargos del entarimado político y militar, usando adjetivos aberrantes para descalificarlos ante una tiranía sanguinaria como la de los hermanos Castro; como el criterio que hace Mario Silva sobre la mujer venezolana cuando despotrica de la Primera Dama Cilia Flores; o cuando juzga al ejército e instiga para organizar golpes de cuartel, en abierta operación desestabilizadora, pero el objeto central de usar tal cantidad de detritus lo constituye la figura del teniente Diosdado Cabello, revelando la palea no tan sorda por quedarse con el poder, ante un delfín que hoy ocupa la Presidencia Nicolás Maduro, lo que lleva al socarrón a sospechar que el comandante Chávez dejó alguna confesión grabada donde debería explicar las razones que lo llevó a cederle el poder a semejante diente roto.

El audio de Mario Silva que oímos todos los venezolanos no va a ser el primero ni el último, en esta larga guerra de insultos y descalificaciones, en un momento que algunos han bautizado  como el de la implosión del chavismo sin Chávez, deja claro el proceso de destrucción hacia toda la sociedad llevado a cabo por el Déspota  y sus secuaces quienes configuran una fauna de constitución aristocrática que arrodillada servilmente a la voluntad de un iluminado, se rotan en ministerios, embajadas e institutos autónomos, para cogerse a manos llenas dos billones de dólares que el destino y la suerte arrojó sobre esta sufrida patria gracias a la riqueza petrolera.

Diosdado Cabello y Nicolás Maduro son los combatientes a sangre y fuego, como define  a los hombres de esta ordalía el grosero de Mario Silva, hombres codiciosos sin escrúpulos que quieren quedarse con el legado de Chávez a cualquier precio. Fraude, represión y hasta fusilamientos como dice el conductor de la Hojilla cuando  revela sus negras intenciones cuando se refiere a las cacerolas que resuenan en la fachada de su quinta en Turmero.Oscuro destino el de una sociedad que se derrumba ante nuestras narices , con hombres y mujeres pusilánimes divorciados de la realidad, dispuestos a desatar los peores métodos empleados por los autoritarismos, en momentos de gran auge popular donde se asoma en el horizonte frescos vientos de cambios.

 

Mayo de 2013

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces