Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
20 febrero 2010 6 20 /02 /febrero /2010 16:40

Para el 20 de febrero de los corrientes estaremos cumpliendo veinte años, tiempo durante el cual hemos vivido las verdes y la maduras, sabedores que el trabajo cultural en una sociedad como la nuestra : no es la de tejer y cantar. Época de transición donde reapareció el viejo rostro del despotismo y ahora con cariz totalitario.

 

Esta celebración -no es completa- ya que por razones de causa mayor no vamos a otorgar los Premios en: Literatura, Periodismo, Artes Visuales e Historia; con los cuales la institución honra a destacados artistas e intelectuales tanto de nuestro país como de Latinoamérica y España.

 

El intento fallido de asesinar a Leonardo Pereira Meléndez, el pasado mes de diciembre, por su papel destacado en el foro y la academia de la región, que causa envidia en algunas almas malévolas; motivó a que los citados Premios anuales se suspendieran por este año, por ser Leonardo Pereira alma y motor de esta iniciativa.

 

Para el Ateneo de Carora “Guillermo Morón”, llegar a los veinte años de existencia, constituye  una odisea, sin caer en una reláfica de frases lastimeras; trabajar con la cultura sin asignaciones del Estado, ni con mecenas; es una proeza y busca derrotar la centralización del área cultura ensayada por el gobierno; todo esto para hacer de esta disciplina simplemente una estructura para divulgar las bondades de una ideología, que promociona el paraíso en la tierra reservado exclusivamente a obreros y campesinos, guiados por la teoría marxista-leninista.

 

 

Librar una pelea contra el Goliat ideológico, requiere en primer lugar: valentía y después perseverancia para no claudicar, en un país de segundones, porque  así como gran parte de los representantes del mundo de las ideas adversan la tiranía; hay algunos  que prefieren callar y aceptar ovejunamente el desmantelamiento del Estado venezolano, a fin de complacer los apetitos desmedidos por el poder puestos en práctica por el  tirano.

 DOS-copia-2.jpg

Escribir y agitar en el sentido de la confrontación de las ideas, paradójicamente en un momento de extrañamiento de ellas, es también hacer patria; actividad que ha permitido  que no se haya impuesto la tiranía a secas; las ideas, los hombres y las mujeres que las aplican  son la garantía de que los bárbaros, no terminen por imponer la larga oscuridad del totalitarismo.

 

Cuando la sociedad toda, venza a ese monstruo de la hidra que es la dictadura de cuño soviético, los hombres y las estructuras como éstas deberán acompañar al gran colectivo a reconstruir lo dinamitado, de estas ruinas deberá salir un nuevo país , curado de espantos dictatoriales, dotado de memoria para no estar esporádicamente dando salto mortal sin red.

 

Llegar a la veintena de años, es un reto y una  bendición, por el papel que nos asigna el país de los soñadores, espiritualidad para acompañar a una nación desbocada que está insurgiendo por los cuatro puntos cardinales, exigiendo el fin de las provocaciones, para así saciar las más bajas pasiones  y que la prédica oficial la santificó con el himno de la violencia y el derramamiento de sangre entre hermanos. Cuando en el país se restituyan la sensatez, y las prácticas civilizadas del buen gobierno, refundaremos estos tejidos organizados y haremos arte a tiempo completo, sin el temor a que un tirano te pise los talones.

 

Febrero de 2010

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Ximena 03/20/2010 00:13


Un saludo desde estas movidas tierras


Presentación

Enlaces