Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 septiembre 2011 5 30 /09 /septiembre /2011 02:17

CARA.jpgCreer que una sociedad se disuelve o se momifica porque está en guerra  permanente, es un sofisma; hoy por hoy, la literatura colombiana goza de muy buena salud siendo considerada una de los mejores del  continente. Esta afirmación viene corroborada por la Trilogía de Raúl Ospina Ospina. “Las Mujeres de Lot”; “Para Morir Nací”; “Laberinto Mortal”.

Para este autor del Tolima radicado desde hace muchos años en Chiquinquirà , Boyacá; el ambiente explosivo de la sociedad neogranadina, no le es desconocido; su experiencia como periodista y hombre de radio, le ha permitido hacer una transversalidad, donde lo efímero y a veces banal, son disecados y puesto en formol, para ser taxidermizados en una estructura como la novela, cuya definición se la da su coterráneo y excelente escritor Fernando Soto Aparicio: “La novela se presta a toda clase de experimentos, desde la literatura objetal hasta el panfleto, desde la burla y el humor negro hasta la tragedia.”

Los hombres y las mujeres del universo cerrado como en la Grecia de Pericles, de la Trilogía de Ospina Ospina, cuyos sujetos llevan un sino trágico en la frente, que solo se resuelve con la desaparición física; caoticidad que corresponde a la tragedia sofocliana de Antígona y Edipo en Colona; siendo el meridiano que ha recorrido gran parte de la literatura del país andino, desde “La Mala Hora” y “la saga de los Buendía” en el Macondo de Gabriel García Márquez.

Los personajes de Ospina Ospina carecen de vida propia, como en la sociedad cerrada griega, estos sujetos poseen un antes y un después, con un punto omega para que realice su misión. Seres pusilánimes, incapaces de torcer la voluntad del arúspice. La puerta de ingreso al averno lo marca un virus: el VIH, las listas negras al estilo Cartel de Medellín, o la maldición gitana; nudo gordiano que se desata en una operación dialéctica, donde el curso del río narrativo amasa: habla coloquial, argot de gañanes, recetario policial, y aún queda espacio para traer significación como en un anuario de variedades: la música de la costa Caribe, bambucos de la sierra, y el gusto culinario de una gran porción de una compleja y múltiple comunidad humana.

 

La vivisección de este ornitólogo que explora hasta el menor de los movimientos de la colmena, hace abigarrado el rompe cabezas de su mundo narrativo. No es fácil clasificar esta Trilogía novelística, escrita al rescoldo de tendencias que marcan la industria editorial, como la novela del narcotráfico, o la que da cuenta de la ferocidad de los alzados en armas, o los libros que cuentan lo terrible y doloroso del drama de los secuestrados, que regresan por azar del túnel de la muerte donde estuvieron confinados por años. Este periodista doblado en novelista, aprovecha el hecho fútil y fugaz que siempre es una pequeña historia, para alimentar sus muñecas rusas, con los Sherezades que ofician de coro griego de un largo funeral, que son las sociedades polarizadas.

La Trilogía de novelas reportajes, enriquecen el panorama de la Literatura posterior a la generación sempiterna conocida como Boom latinoamericano. Muy lejos de Manhattan Transfer de John Dos Pasos, y “París era una Fiesta” de Ernest Hemingway; Ospina Ospina se apega a Paul Auster, Truman Capote o a Stephen King, para darnos textos pareados producto del gusto abigarrado del guión de película, comic  o novela policial.

Lo complejo de la realidad objetiva, en un marco hegeliano de los procesos históricos, empujan a un autor como Raúl Ospina Ospina  a construir sus creaciones verbales, en una maqueta de gran aliento, Tres construcciones con una anécdota como insulsa, y que poco a poco va desarrollando una trama de cine para noctámbulo; un gran espacio corístico para agarrar a los personajes maniqueos, para echarlos finalmente por el sanitario, y se pudran en las aguas negras que recorren las entrañas de la ciudad.

Septiembre de 2011

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Hoteles Pamplona 10/04/2011 16:10


Pues tiene muy buena pinta esta novela que nos pones pora qui, la verdad que se nota que sabes de lo que hablas jejeje.


Presentación

Enlaces