Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
1 junio 2013 6 01 /06 /junio /2013 00:36

Por: Juandemaro Querales

 

El secreto mejor guardado de Venezuela, por fin ha sido revelado: Chávez tiene cáncer terminal. Después de un  año de estar fabricando informaciones como partes de guerra, hasta que llegó un momento en que las circunstancias rebasaron todos los cálculos de los asesores cubanos. Con un personaje a las puertas de la muerte no se puede andar con remilgos  y además de contar con una sobreexposición mediática.

 

Al no reconocer el padecimiento que aqueja al Presidente, se buscaba distraer a la opinión pública de los serios problemas que sufre nuestra sociedad, una distracción que funcionaba muy bien para no dar respuesta sobre el mal gobierno y sus pobres ejecutorias.

 

Después de la rueda de prensa del 11 de diciembre, donde Hugo Chávez reconoce el reaparecimiento del cáncer y su ingreso  a pabellón para someterse a su cuarta operación. Expresando por primera vez la posibilidad de ser inhabilitado, para de seguidas mencionar a Nicolás Maduro como su sucesor y expresando  el deseo de que en una futura elección votarán por él.

 

La salida de la escena política de este personaje que no traspira sino poder por los cuatro costados, deja en entredicho la evolución de lo que será el traspaso del poder, después de 14 años de autoritarismo, ya que su diseño obedece a un centralismo excesivo y un celo por acaparar todas las decisiones, aunado a la desconfianza del líder rojo por formar sucesores.

 

Haber participado en el último proceso electoral, dentro de una fecha previamente seleccionada para evitar se notara el acelerado deterioro causado por la enfermedad; obligando al mandatario a sacar fuerzas de donde no las tenía, reduciendo el poco tiempo que le resta de vida. Este suicidio en que se convirtió este desfile funerario, llegamos a pensar que todo se hizo bajo engaño, de manera que los secuaces que lo rodean apuntalen sus posiciones económicas y de poder.

 

La salida de Hugo Chávez abre para la sociedad venezolana un panorama alentador, no como proclaman algunos corifeos a sueldo, ya que el chavismo sin Chávez no va a trascender a su muerte, aquellos que envenenaron el alma del déspota con la tesis de ser un segundo Juan Perón y su amada Evita, quien hizo de un cáncer que padeció  su capital político, como lo explora Tomás Eloy Martínez en su novela “Santa Evita”.DOS-copia-12.jpg

 

 

La manipulación llevada a cabo por la inteligencia cubana sobre la enfermedad de Hugo Chávez, persigue influir en lo interno en un país cuyos gobernantes han hecho de la soberanía  una incomodidad, y se han prestado para que tomen por asalto  a una nación, sus instituciones y sus riquezas principales.

 

Esta terrible enfermedad y la muerte segura en breve tiempo del ilustre paciente, sirvió para fabricar un discurso desde el poder y mantener atada a una sociedad disociada y con un porvenir hipotecada a nuevos polos de poder. Chávez al igual que Francisco Franco el dictador español, quien en su larga agonía torció el futuro de España, asegurándole a los herederos del régimen total impunidad por sus delitos; una enfermedad que padezca un gobernante es un asunto nimio en cualquier sociedad democrática y no causa ningún sobresalto, en cambio en nuestro despotismo tropical este señor se cree un antiguo faraón.

 

La Venezuela postchavista  tendrá que acostumbrarse  a vivir sin el epiléptico personaje, además como segunda tarea  reconstruir las antiguas instituciones demolidas por el huracán socialista del siglo XXI. Devolviendo la autonomía a los antiguos poderes y echar por el suelo la inconstitucionalidad de más de cien leyes que son el sustento legal de este adefesio de sociedad-

 

 

Venezuela está alejada del culto a los muertos de que tanto se refocila la Argentina peronista, aquí estos iluminados son flor de un día, Chávez y sus sacristanes pasarán a la  historia como unos charlatanes, con cuyas extravagancias llevaron al país al abismo y para ello contaron con la poderosa renta petrolera para comprar conciencias.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Narrativa
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces