Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
16 marzo 2011 3 16 /03 /marzo /2011 18:06

Las insurrecciones populares que se han extendido como pólvora, en la región comprendida entre el Norte de África y Medio Oriente, revelan un despertar de antiguas sociedades que tienen en común su adscripción al Islam, buscando una vida mejor en un clima de libertad y democracia, muy alejado de los fundamentalismos que hasta hace poco figuraban como alternativa al sistema feudal que se impuso después del desplazamiento de los imperios europeos, al final de la segunda guerra mundial.

El sacrificio de prenderse fuego de un modesto verdulero en la empobrecida Túnez, quien a la usanza de un bonzo budista, protestaba por la imposibilidad de ocupar un lugar en el mercado de la capital, ocasionó unas protestas que se extendieron a lo largo del país; haciendo que Ben Alí el hombre fuerte durante más de veinte años, dimitiera en las próximas horas; esta reacción de los tunecinos se extendió por el Magreb, contagiando a Egipto, descabezando de seguidas al dictador Hosni Mubarak , y sigue en fila de los cambios acelerados: Marruecos, Bahréin, Yemen, Argelia, Arabia Saudita, y tiene hundida en la guerra civil  a la Libia de Muamar Gadafi.

UNO-copia-12.jpg

Muchas son las explicaciones sobre el despertar del mundo árabe, los más ilusos tienden a culpar a las redes sociales: Wikileaks, Facebook y twitter, lo que ha permitido convocar a millones de personas, transmitiendo mensajes prácticos, señalando los vicios de viejos tiranos, quienes adueñados del poder durante decenas de años son culpables del atraso y el poco acceso a la modernidad de estos pueblos que miran con envidia los altos niveles de vida logrados por las sociedades occidentales.

Otros culpan a los fundamentalismos que tienen en el Islam su fuente más próxima, movimientos integristas aupados por un Irán confesional, pugnan por hacerse de influencia y por último llegar a tomar el poder, implantando Estados o gobiernos clericales; son ilustrativos la actividad de partidos de influencia chiita-iraní, ejemplos como el Hezbollat en el Líbano y el Hamas en la zona de la Gaza Palestina. También debemos de tener en cuenta el ascenso al poder en Líbano de una facción del partido de Dios, donde los cristianos eran mayoría hasta hace poco, esto ilustra en gran medida los cambios acelerados que está viviendo la zona.

Señalar a Occidente como causante de esta revuelta es un error garrafal, hoy, la educación y la facilidad de consumir información del Norte rico e industrializado, ha generado un efecto reflejo en amplias capas sociales que quieren disfrutar de las mismas bondades, copiar el confort y la abundancia de personas que no tienen inhibiciones, influencia determinante a la hora en que las vanguardias árabes se inclinan por los valores de la modernidad y el liberalismo para modificar sus paisajes sociales, los cuales se veían como presas a merced de los fanáticos de Al Qaeda. Una mejor distribución de la base material, colocando a los Ulemas del Islam al nivel de otros estamentos sociales; es más o menos los sentimientos que mueven a las masas sin cabezas visibles con un credo bastante elemental, siempre tomando en consideración la instalación de instituciones liberales provenientes del Siglo XVIII en el Occidente cristiano.

Los tiranos que campeaban por esos lugares, acostumbrados a adueñarse del poder, fundando dinastías, usando la represión de sus extendidas policías para atacar con ferocidad a la oposición y a cierta elite ilustrada; práctica que va a chocar con la sociedad sideral habermasiana; hoy, esos especímenes sanguinarios se agarran del poder con garras y colmillos, como el inefable Muamar Gadafi, que prefiere asesinar  a su pueblo, con tal de no ceder a los lujos y los placeres de que ha hecho gala durante cuarenta años.

Los riesgos que existen que los integristas como los Hermanos Musulmanes del Egipto, o las células de Al Qaeda en Yemen y en Libia, accedan al poder disfrazados de falsos demócratas en este amplio marco geográfico de la media luna, son peligros que hay que sortear, nunca subestimar la creatividad de que hacen gala los movimientos aluvionales, que prácticamente han cambiado la faz del mundo árabe para siempre. Movimiento que se puede comparar con la Perestroika de Gorbachov, glasnost que dio al traste con las dictaduras de los Partidos Comunistas en los tiempos de la Cortina de Hierro.

Marzo de 2011

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces