Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 mayo 2011 2 03 /05 /mayo /2011 19:02

La huelga de hambre que mantienen las enfermeras y enfermeros al servicio del Estado, ya va para dos meses. Frente a la embajada del Brasil, veinte trabajadores de la salud en representación de todo el país; exigen de la Ministra Eugenia Sader, una propuesta que contemple aumento de sueldos y firma de contratos colectivos, deseo que no se ha materializado porque el gobierno juega al caos.

 

De poseer uno de los mejores sistemas de salud del hemisferio, hoy nuestro país figura en un muy bajo sitial; con dos sistemas de salud: el adscrito al Ministerio del ramo, y el paralelo llamado Misión Barrio Adentro, controlado por cubanos; su interés electoral ha sido muy evidente, después del triunfo de Hugo Chávez en el referendo revocatorio, esta misión solo ha servido para enriquecer a los nuevos capos políticos. Ventana empleada por Fidel Castro para manejar abultados presupuestos, y de paso mantiene a más de 23 mil cubanos en la nomina del gobierno, desplazando descaradamente a los nativos. 

ENFERMERAS.jpg

 

La huelga de hambre es un recurso extremo, que de tanto ponerla en práctica como mecanismo de presión a un gobierno maula; últimamente ha perdido efectividad por su proliferación, lo que es interpretado por el grueso de la población como parte del folklore. Debilidad que es aprovechada por el gobierno para desatar una feroz propaganda, cuyo blanco de sus denuestos lo constituyen los huelguistas, los gremios que lo respaldan; siendo esto un proceso de puerilización, cónsona con la Ministra foca, quien guarda silencio, esperando señales de humo de muy arriba.

La crisis de la salud puede considerarse como una falla estructural, que ha ido arropando a toda la sociedad, esta parte del entramado no marcha y con eso se emparenta con la educación a todos los niveles, los servicios de agua y luz, unido a la inseguridad que ha matado más gente que las guerras suscitadas después de la caída del muro de Berlín. Todos estos jinetes del apocalipsis convierten la prestación de servicios básicos en una asignatura pendiente, a pesar de los ingentes recursos asignados para atender a los venezolanos.

 

El desprecio por una parte de los venezolanos que no comulgan con el régimen personalista, ha llevado a conformar una aristocracia muy visible que reina en esta parte de la gestión pública. Etiquetando con los peores adjetivos a gobernadores y alcaldes, forzados a abandonar hospitales y ambulatorios, también al sector privado le tocó la andanada de insultos y haciéndole creer a la opinión pública, que solo buscan el lucro con algo tan sagrado como es la prestación de este importante servicio.

 

Si las enfermeras y enfermeros no consiguen arrancarle un compromiso a la indolente Eugenia Sader; el sistema de salud se va a resentir más; incluyendo a los dos sistemas; haciendo más difícil la vida entre nosotros el común. Mal presagio en un momento de creciente agitación y violencia, en especial los fatídicos fines de semana, agreguemos también el aparecimiento de epidemias como: el cólera, el dengue, la tuberculosis y la influenza denomina AH1N1. El conflicto que mantienen estos admirables funcionarios de la salud, ponen en entredicho la propaganda oficial, donde se nos dice que vivimos en el paraíso terrenal, haciéndole creer al mundo que nos sobra plata, excusa que llevó a Hugo Chávez a regalar diez millones de dólares para remodelar un Hospital en Montevideo Uruguay. Mientras se bota nuestra riqueza, las dignas enfermeras y enfermeros inscriben su decisión a los más de 40 conflictos que sacuden a un gobierno que perdió su rumbo hace años y no tiene cabal conciencia que el tiempo se le agotó, que tiene el sol a su espalda.

 

Abril de 2011

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces