Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
17 febrero 2011 4 17 /02 /febrero /2011 18:05

CIUDADEl grado de abandono en que está sumida Carora, por obra de sus gobernantes, se debe al pacto secreto de contados miserables, que ven en las ruinas de ese tesoro colonial, la venganza a sus deseos no realizados, en el plano de la ideología decimonónica que profesan.

El patrimonio histórico de una ciudad que mantiene intacto, una arquitectura y arte que se remonta a los siglos XVI y XVII; en su cuadrícula de veinte manzanas, se encuentran joyas del barroco americano como la Capilla de El Calvario, Catedral, Plaza de Armas  hoy Plaza Bolívar; casas solariegas con patios y ante-patios de arte mudéjar ,  con inquilinos que recrean la grandeza de la civilización Ibera; todo este mosaico de representaciones corre peligro de ser barrido por la invasión bárbara que le ha caído al país en los últimos años.

Luis Beltrán Guerrero siempre se refería a Carora como ciudad levítica y conventual, muy dada a motetes, maitines y latinazos. Por su origen prócera tiene un destacado lugar en la mitología patria; ya en la República en los períodos de nuestras guerras inciviles, sus muros, techos, patios, campanarios, fueron mantenidos con celo y especial amor, cuatrocientos años después heredamos, una ciudad castellana que combina elementos europeos con los del nuevo mundo.

Los gobernantes locales del presente, poseen una visión negativista del arte americano, confunden explotación con los saberes codificados, mientras ellos disfrutan de los placeres que les brinda la globalidad.

Endilgarle epítetos a egregios gobernantes nativos, como consecuencia de la diatriba política, no hace sino engrandecer gestiones como la de Pedro Domingo Oropeza y Javier Oropeza; ante el pobre desempeño de las administraciones de Julio Chávez y Edgar Carrasco.

La ciudad lució en navidad como si un huracán de la fuerza del Katrina hubiese arrasado todo a su paso; las fachadas descascaradas, casas derrumbadas, huecos en todas las calles y agua contenida en vías emblemáticas como la Lara; la inmundicia y los malos olores se aposentaron en un espacio que siempre poseyó aires de los primeros años de la creación.

Un gran movimiento de opinión, lideralizado por sus hijos se ha levantado, siempre en los marcos de la democracia, para impedir la desaparición de la bella ciudad colonial, hermanada en prez y gloria  con capitales de Hispanoamérica como Quito, capital cultural de América en el 2011, Tunja, Popayán, Cusco y Sucre; para que sirva de testimonio a las venideras generaciones.

Esto que le pasa a Carora -no es inédito- en tiempos de revolución donde hay una teoría muy explotada por su maquinaria ideológica, la cual procede a negar todo lo que se construyó antes del 4 de febrero de 1992, para decidir abandonar a su suerte a una sociedad y su riqueza material.

El proceso de erosión de la ciudad y sus cimientos, guarda estrecha relación con la desaparición del archivo de Simón Bolívar y los Diarios de Miranda, junto a la canibalizaciòn de los restos del Libertador; por eso no debe de sorprender a nadie que quieran barrer con ese hermoso testimonio de la civilización castellana del siglo XVII. Carora sobrevivirá a despecho de estos nuevos bárbaros.

Febrero de 2011

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces