Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 octubre 2009 3 07 /10 /octubre /2009 19:30

 

La revolución se traga a sus mejores hijos, con esta vieja afirmación de Marx, parece corroborarse el destino que varios compañeros de armas del Presidente Chávez, han corrido en suerte, desde que el centauro de Barinas ocupa la vieja casa de campo de Doña Zoila de Crespo.

 

El general Raúl Isaías Baduel, representa en la tragedia griega, un personaje de Sófocles, sobre el cual las predicciones del oráculo, lo han perseguido como una sombra, constituyendo su Némesis. La rebelión contra el padre en el patriarcado chavista instaurado; y la no correspondencia con una feminidad que encarna la patria, dispersa en las proclamas de Bolívar y su interpretación de los ilustrados franceses; parecen arrastrar al abismo a este antiguo paracaidista.

 

Señalado por Hugo Chávez como el integrante número seis, de la logia militar que al pie del samán de Güere, juraron romper el orden establecido para instalarse en el poder, apoyados en el tradicional partido militar.

 

                       El general Raúl Isaías Baduel en el centro de reclusión de Ramo Verde

Los hechos de abril del 2001, catapultan a este general, lector de libros esotéricos al primer plano de la elite chavista, convirtiéndose en un icono en el imaginario de los fervientes seguidores del Presidente rojo. Haber insurgido con su unidad de paracaidistas “José Leonardo Chirino” de Maracay, contra la dictadura fugaz de Carmona, el rescate del mandatario preso en la base naval de Turiamo y acto seguido reconocer su legalidad; habían transformado al guerrero de las Mercedes del Guárico, en el Sucre del barroco rococó con que los seguidores del líder bolivariano, adornan su sincrética concepción del mundo.

 

Llegado a lo más encumbrado del poder, a excepción de la presidencia, reservada al sucesor de Bolívar por ser el objeto del culto a la personalidad; Raúl Isaías Baduel pasa de dirigir las divisiones del ejército en la región central, a Comandante General de la infantería y de ahí a la cartera de Defensa; logrando encaramarse sobre sus hombros la presilla del tercer sol, general en jefe en la tradición de Gómez y López Contreras, faltándole solamente la canonización de su figura , para suceder al amado líder, según el santoral bolivariano en uso.

 

La permanencia de los hombres del gobierno, en el sitial y favoritismo a los ojos del Mayor General Chávez Frías, es cosa de vértigo; los que han batido record de permanencia como: Chacón, Cabello; Maduro, Reyes Reyes, Navarro, Iglesia, se caracterizan por su obediencia ovejuna y su ausencia de iniciativas: para un hombre del talento de Baduel, sería muy cuesta arriba que se comportara como Francisco Arias Cárdenas, verdadero saltimbanqui del régimen. Su cada vez mayor independencia de criterio, sobre la marcha del llamado proyecto socialista, lo alejan definitivamente del “cariño” del líder único; tesis y fundamentos que hace  público en su discurso de entrega del Ministerio de Defensa y en presencia de Chávez, se alinea con el modelo liberal imperante  y se distancia del ejemplo cubano, al que  se adscribe el primer mandatario, desde sus tiempos de ostracismo donde se refugia una vez liberado en 1994.

       Durante la época memoriosa de Ministro de la Defensa con su tres soles al lado de Chávez


El ocupar hoy una oscura celda en la prisión de Ramo Verde en Los Teques, junto con el General Wilfredo Barroso y el Almirante Millán Millán; sus colaboradores en sus tiempos de Ministro, presos sin juicio acusados de magnicidio; quienes comparten con el general Baduel el gusto por las lecturas de Deepak Chopra, El Zohar y Juan Pablo Segundo, es un acontecimiento de lo más shakesperiano, donde monarcas y nobles están condenados a vivir las expiaciones de una historia circular, manifestada en la sangre derramada incesantemente. La tragedia del General, resumido en su actual soledad, donde aparece como una isla, entre un gobierno cada vez más solitario y una abigarrada oposición que no busca canales de contacto con este guerrero que cree en la trasmigración de las almas, a pesar de su apoyo manifiesto por la opción del no en la consulta para opinar sobre el referéndum aprobatorio del 2D de 2007.

 

Ahora que Baduel -ha sido echado del templo chavista- y que sus adversarios desde el gobierno lo acusan de corrupto y malhechor, arma preferida  por el régimen, para desacreditarlo y apartarlo de una posible opción presidencial; queda por ver el desenlace de esta historia; donde un presidente con el sol a su espalda, ensaya todos los métodos autoritarios para permanecer en el poder; hundiendo a la sociedad en el fondo de contradicciones; enfrentamiento tan grave que pueden dar al traste con la frágil legalidad que aun ostenta. Turbulencia que en otros momentos han ayudado a otros personajes con ambiciones de poder, ergo Chávez; quién quita que de estas candelas surja el Buda joven de Baduel, como prefiguración  y producto de sus lecturas del Veda en su prisión de los Altos mirandinos.

 

 

Septiembre de 2009.

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces