Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
17 septiembre 2009 4 17 /09 /septiembre /2009 19:05

Para poder perpetuarse en el poder, Hugo Chávez, tiene que apelar a la represión; llevado por la frustración de las masas populares, la desastrosa gestión  política y  económica, y el círculo de hierro de sus amistades internacionales, ingredientes que han servido para que aparezca la tiranía.

 

El control descarado de todas las instancias  del poder, han hecho de Chávez un gobernante engreído, que no teme a la sanción de la comunidad internacional; para ello  instituciones como: la Asamblea Nacional; el Tribunal Supremo de Justicia y la Fiscalía, se encargan de implantar el terror rojo sobre una sociedad que lentamente ha cobrado protagonismo, y se ha decidido poner punto final a esta locura del Socialismo del siglo XXI.

 

Par la Fiscal Luisa Ortega Díaz, todo el que proteste en Venezuela, esta incurso en el delito de rebelión civil, llevado a juicio y obligado a permanecer en prisión de cinco a quince años; cuando la titular del Ministerio Público se atreve a criminalizar el derecho  constitucional  de la protesta cívica, está erigiéndose en la inquisidora de un régimen  que teme a las masas, y están dispuestos a imponer un sistema de terror, muy a la usanza de las dictaduras que admira su amado líder: Rusia, Irán , Libia, Zimbabwe y Cuba.

 








Un Ministerio Público que se ha convertido en la guillotina para aplacar la protesta, y amenazar a quienes están en desacuerdo con la promulgación de leyes, que buscan ideologizar  los niños y los jóvenes, como la reciente Ley Orgánica de Educación. Con un sistema inquisitorial el país se está llenando de presos políticos, perseguidos y exiliados. Todo el que no comulgue con el autoritarismo es un blanco visible, que en cualquier momento puede ser imputado por la pesadillesca  Fiscalía.

 

Actualmente en Venezuela existen 40 presos políticos, 1000 imputados por delitos como protestar o manifestar; son recientes los casos de los 11 empleados de la Alcaldía Metropolitana, el Prefecto Richard Blanco, Oscar Pérez convertido en prófugo: se espera que la cuchilla de la guillotina siga cayendo sobre los cogotes de más venezolanos, con la última declaración intimidatoria de la jefe del poder público.

 

Al mostrar su cara horrible, el régimen  pretende generar las condiciones para evitar medirse en los próximos  comicios electorales del 2010. La elección de concejales y la renovación del Parlamento, han inquietado al régimen, quien ha denominado esta fecha como el año pavoso o el Waterloo del alocado proceso. Conflictos adentro y afuera  del país, empujarán al gobierno a cancelar esa pantomima de democracia, gobernando de facto; aunque el chavismo más recalcitrante se juegue todo en ese tren sin frenos en que se ha constituido Hugo Chávez, con sus últimas decisiones de implantar el desprestigiado modelo castro-comunista.

 

Para la gran mayoría de venezolanos, las fuerzas de la democracia, alcanzaron al chavismo y en la actualidad lo superan, tal y como lo recogen las últimas encuestas de opinión; la gente quiere ponerle termino al experimento  bolivariano, que  ataca sin piedad a la propiedad privada; la gente quiere prosperar económicamente y expresarse con libertad.

 

Para una parte del llamado chavismo sensato, la locura del régimen que se ha transformado en un gobierno enemigo de toda la sociedad; la  metamorfosis  del gobernante en un tirano cualquiera, significa cancelar cualquier posibilidad de sobrevivencia del chavismo social-demócrata en una sociedad plural y democrática.

 

Mientras estos poderes sigan secuestrados por el amo del país, todos los venezolanos corremos el riesgo de terminar en la cárcel. El Tribunal Supremo de Justicia; el Consejo Nacional Electoral y la Fiscalía, hacen el trabajo sucio del gobierno, con más efectividad que las patrullas socialistas - o fanáticos del PSUV- que nos atormentan a diario. Hordas pagadas con los dineros de todos nosotros.

 

 

Septiembre de 2009.

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces