Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 junio 2009 5 19 /06 /junio /2009 00:03

Parece que el ciclo aclamativo de las honras fúnebres del héroe se abre
nuevamente: 1842 - 1873 -1930, son fechas que han signado la apoteosis de la
idolatría a Simón Bolívar.

Cuando se creía que el culto crístico al héroe estaba rozando la cumbre
olímpica, sobreviene la catástrofe que significa abrir la urna de plomo para
comprobar que el padre tutelar ha sido envenenado y sacado de escena, por un
elenco de conspiradores e ingratos favorecidos por el Libertador de un
continente, cuando tenía las riendas de tan vasto hemisferio.

Después de la debacle del 2 de diciembre, Chávez echó mano, y ahora con más
ahínco su interés por demostrar que el hijo más ilustre de Venezuela
sucumbió a una poderosa dosis de arsénico suministrada por colaboradores
cercanos, obedeciendo órdenes siniestras del vicepresidente Santander. Traer
en este momento la sospecha del crimen, revolviendo los huesos para saber si
son de él, hacen más estrafalaria la voluntad del Presidente de la República
en funciones.

Convertir estas sagradas cenizas en objeto de controversia pública sólo
busca desmontar el mito que tanto ha costado construir, y que ha conocido
momentos de gran estridencia y paroxismo; los delirios de varios gobernantes
que han seguido las pautas inauguradas por la oligarquía conservadora en
1842 parece que llega a su fin, con el interés avieso de suplantarlo por
otra adoración perpetua, que se está madurando a raíz del tratamiento
demiúrgico que se le quiere dar a Chávez y a su disparatada forma de
conducirse.



Dar con el paradero de restos óseos de grandes patricios no es nuevo en
nuestros anales históricos, en la actualidad se trata de demostrar que un
hueso de cadera y una tibia corresponderían al generalísimo Miranda: restos
óseos encontrados en un osario común en la prisión de La Carraca en Cádiz;
también se trata de establecer dónde yacen los restos de Don Simón
Rodríguez, pues los que se trajeron en tiempos de Pérez Jiménez no eran los
del admirado maestro. Ahora se sumarían las pesquisas sobre un probable
envenenamiento y veracidad de los restos del Padre de América.

Si la maniobra distraccionista de Chávez le da resultado y se obtienen unos
resultados positivos, preparémonos para el vacío que se ha de producir una
vez divulgado el resultado que ha de ser la culpabilidad de Santander en el
envenenamiento de un anónimo personaje, ya que en la prueba de ADN también
se demostraría que los restos que reposan en el Panteón Nacional no son los
del hermano de María Antonia Bolívar. Noticias que convertidas en tragedia,
ameritarían de seguidas fundar otra iglesia, con otro santo y por supuesto
otros sacristanes y adoradores.

Con la materialización de la verdad y desechada la sospecha de asesinato y
suplantación, el esfuerzo de los próceres civiles González, Toro y Acosta,
quedan seriamente afectados también los ditirámbicos Antonio Leocadio
Guzmán, Eduardo Blanco y los santificadores del siglo XX como Lecuna,
Mijares, pasarán al olvido. Con lo que el discurso desacralizador de Carrera
Damas, Castro Leiva, Pino Iturrieta, Inés Quintero, Caballero, quedarán para
la arqueología de nuestra historia de las ideas.

La desmitificación del héroe trabajado en una línea continuada por
académicos y filósofos ha permitido rescatar hasta ahora la figura de
Bolívar de la estulticia y la mojigatería, con lo cual se ha estado logrando
la conexión pueblotransición, frente a héroe providencial-historia maniquea.

Con lo que la autopsia al héroe trastocaría todos los supuestos con los que
se aborda la adoración divina a un hombre.

Pidamos al destino que esta nueva extravagancia de Chávez quede arrumada en
el desván, como gran parte de sus fantasías inútiles, porque el uso
caprichoso de nuestra historia puede convocar viejos fantasmas, como el de
la revolución que puede expresarse a veces como comedia o como tragedia.
Dejemos que el imaginario colectivo siga rondando por el recinto Guzmancista
de Altagracia donde el héroe rodeado por sus enemigos despierta la
imaginación, hace hablar al más insignificante de los pobladores del país,
sobre los yerros y aciertos de este genial personaje.

"Todos los pueblos del mundo que han lidiado por la libertad han exterminado
al fin a sus Tiranos "
Simón Bolivar

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces