Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
18 junio 2009 4 18 /06 /junio /2009 23:06

 
imprímelo   mándaselo a
tus panas
La reciente liberación de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, en poder de las FARC, como producto de una operación encubierta del Ejército de Colombia, puso sobre el tapete la trayectoria seguida por la ex -rehén.

La prensa mundial ha convertido a la ex senadora en una auténtica vedette, donde se trata de escarbar en la vida íntima del personaje, para usarla como algo frívolo, que pueda sacar del aburrimiento a las multitudes que agonizan frente a las pantallas de la televisión. Aprovechándose de la proeza de la “heroína” quien vivió como un nuevo Robinson Crusoe en la jungla latinoamericana.

La peripecia de esta mujer, que fue voluntariamente a que las FARC la secuestraran; su largo cautiverio y la explotación que se hizo de su imagen, para exigir su liberación tanto en Colombia como en el mundo, la catapultó al estrellato. Considerada la prisionera más importante, una especie de joya de la corona, por lo que los hombres de Alfonso Cano pretendían canjearla por más de quinientos guerrilleros presos.

La liberación de Betancourt y otras 12 personas, frustró los planes del grupo guerrillero; operación que constituye un duro golpe, sumando uno más a la larga cadena de derrotas y muertes de sus cabecillas ocurridas en los últimos meses.

Para unos gobiernos tan desprestigiados como los de Colombia, Venezuela y Francia; la liberación fortuita de Betancourt y otros rehenes, constituye un verdadero tesoro donde los políticos de ocasión mostraron en sus ruedas de prensa, este hallazgo, para lavar los prestigios erosionados de los jefes de Estado; los cuales levantaron una polvareda para que sus nacionales se olvidaran de los reales problemas que amenazan con rebasarlos.

De esta mujer enterrada durante seis años en la selva del Guaviare colombiano, su tormentosa vida amorosa, por su repentina fama, es en la actualidad objeto de especulación y amarillismo, con el fin de aumentar el interés por la frivolidad y la estulticia, que suele reclamar esta figuración; su enredo con dos maridos y el romance en la selva con un tercero, ha despertado el interés de la prensa del corazón.

Convertida por Francia en una figura alegórica, a lo Juana de Arco; Sarkosy se hace retratar a su lado y junto con él la bella Carla Bruni, quien también pugna por percibir el brillo de la fama, que destila doña Ingrid. Para el presidente galo asediado por problemas laborales y de frustración del electorado que lo favoreció con sus votos; esta “heroína” del subdesarrollo es una muleta para caminar en los próximos meses; sabedor el descendiente de húngaros, que esta señora no puede aspirar a ningún cargo de poder en el país de Víctor Hugo.

La señora Betancourt dotada de un lenguaje proteico, pasó de alabar el desempeño del ejército de su país y a Álvaro Uribe, para mandar otros mensajes contradictorios: críticas veladas al Presidente neogranadino, alejamiento y ruptura con el segundo marido; cuestionamiento a su ex - gran amiga Clara Rojas a partir del caso Enmanuel. Ahora es cautelosa para emitir declaraciones. 

                                       Ingrid Betancourt en libertad

Radicada en Francia y sin ningún interés por regresar a Colombia por los momentos, sus celebraciones distan mucho de las realizadas por los modestos y humildes policías y soldados con sus familias; los flashes y las flores de los políticos oportunistas del país de Andre Breton, nos lleva a nosotros a pensar que la mujer aspira a postularse a la presidencia de la nación andina; para aprovechar el margen tan alto de aceptación que reflejan las encuestas, donde Uribe y Santos deben conformarse con un segundo y un tercero lejanos.

El presidente Uribe que había explotado sonoramente la liberación de Betancourt, buscando con esto cambiar su suerte en el panorama político; porque en la inmensidad se ve una futura condena de la Corte Suprema, a su proyecto de modificación constitucional, para aspirar a un segundo mandato, donde compró votos de los congresistas empleando para ello sobornos y dineros públicos. Para esta mujer de cabello de cola larga, bien le vale la pena dejar al antioqueño Uribe con las ganas de aspirar a un tercer mandato.

La ex -rehén de las FARC, el espectáculo publicitario de su liberación , es un carro que la puede catapultar al poder político en Colombia; usando el azar muy práctico en este sub-continente, dejando a un lado esa desconfianza que mostraba el pueblo a su discurso anestesiador; donde con las estratagemas de repartir condones hasta abrazar la causa de los verdes; esta luminaria puede esconder sus carencias e inocencia de sus posturas; puestas a escena en las primeras horas de su liberación, donde no articuló ninguna frase con sentido, solo referencias a dios y a la virgen, cariño y apurruños dirigidos al comando militar oculto que dirigió el general Freddy Padilla.

El caso de Ingrid Betancourt, ilustra el proceso de pobreza intelectual y estolidez, que hacen gala nuestras elites del dominio político en la región. Para la globalidad y los malos gobernantes, se trata de un Show que se montó, todavía con las tesis del “buen salvaje” con que nos etiquetó Europa hace 500 años. Ingrid o la “Juana de Arco” devaluada es por ahora la última creación del circo mediático universal, para consumo de los pueblos ignorantes; el espectáculo tiende a eternizarse si cometen el error de darles los votos para encumbrarlos a lo más alto de nuestro olimpo; tal y como reaccionó Michelle Bachellet, quien para no quedarse atrás en el concurso de la adulancia al personaje, la postuló a nombre de Chile al Premio Nóbel de la Paz.

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces