Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
18 febrero 2016 4 18 /02 /febrero /2016 17:31
EL CHAPO DE MARGARITA

Por: Juandemaro Querales

Hace poco circuló una foto donde aparecía el Pran conocido con el alias de “el conejo “acompañado con Iris Varela, Ministra de Asuntos Penitenciarios; se expandió de forma viral por la red.

Se trataba de Teófilo Alfredo Rodríguez Cazorla, Pran de la cárcel de San Antonio, en la Isla de
Margarita. Especie de Rey sin corona que controlaba: el comercio y distribución de la droga en
todo el territorio insular. Acribillado de numerosos balazos en el pecho, al salir de una
discoteca en la ciudad de Porlamar, a donde había asistido a una presentación de “Rosita”,
modelo cuyos gustos por el bajo mundo, la han convertido en una afamada mujer, sus
numerosos romances con delincuentes como el “niño” Caballero, son memorables; sus
repetidos affaires han terminado en descuartizamientos y asesinatos de los enamorados de
turno.

El “conejo” de Margarita puso en evidencia la profunda crisis de un modelo penitenciario,
puesto en práctica por un modelo militarista, que ha sido vesánico y cómplice, donde una
tácita alianza entre melandros y un Estado irresponsable, no ejerce la justicia contra “lideres
negativos”; prestándose en muchos casos para tolerar el robo y venta de armamentos, que
forma parte del parque de la República, de uso exclusivo de la Fuerza Armada.

La despedida del “chapo-conejo” de sus secuaces del penal; siguió a una lluvia de balas y
disparos de morteros, de los reclusos quienes mostrando sus modernas armas, desde las
azoteas de la cárcel isleña; como si se tratara del Medio Oriente y los combatientes del Estado
Islámico.

Hay otras fotos que infestaron la red durante varios días; la foto del “conejo “en su dormitorio
del penal; tal Sultán de Brunei o jeque , una cama matrimonial, paredes pintadas con colores
satinadas al pastel, y al fondo un estante con lencería y cobijas de buena marca; acompañado
por la mismísima ministra “pacificadora” del peligroso sistema carcelario venezolano.

En otra foto el “conejo “muestra unos perros poddie en cada mano, como Madonna o doña
Elena Frías, madre del galáctico. El potentado distribuidor de drogas hace alarde de la vida
ostentosa que lleva este autócrata del delito, con la mirada complaciente de un Estado forajido
y narcotraficante.

La pranización de la sociedad venezolana, debido a la complacencia de unas elites militar y
política; quienes entregan de forma impune espacios de poder al crimen organizado. Para
tener aterrorizado a la población, para así controlarla mediante el chantaje de bandas y
policías corruptos. Esta destrucción del tejido social y político, busca facilitarle el trabajo a los
carteles manejados desde los 32 penales en que se reparte el país escotero.

Esta anomia busca de forma deliberada la destrucción con la consiguiente desaparición del
viejo Estado Liberal, lo que queda de la antigua sociedad, esta se muestra inerme ante las
organizaciones informales, tirando la toalla, provocando un nuevo tribalismo, es la llegada de
los bárbaros en opinión de la posmodernidad. Estados sin meandros de poder, sin decisores
políticos en el sentido gramsciano, darle paso a los famosos Estados forajidos, sin actores con
poder de decisión, simples señores de la guerra, quienes venden drogas y combustibles para
financiar sus cuerpos de matones.

La pranización terminará finalmente en un enfrentamiento con el ejército regular, quienes por
mandato constitucional tendrán que salir a su encuentro, desarmarlos y llevarlos ante la
justicia; devolviendo los espacios de poder que han sido confiscados a sus legítimos dueños: el
pueblo.


Febrero de 2016

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales - en Ensayo
Comenta este artículo

Comentarios

Jhonny 01/15/2017 23:23

Se denota el resentimiento y el odio Politco que tiene el escritor del articulo producto quizas de la manipulación mediática y de las redes

Presentación

Enlaces