Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
11 febrero 2015 3 11 /02 /febrero /2015 12:16

Por: Juandemaro Querales


Hablar de Guillermo Morón, no resulta trillado, cuando se trata de ajustar cuentas, en un
momento de falsificación de realidades; donde el pasado ha cobrado inusitado interés.


El historiador se ha mantenido en los primeros lugares del debate, no siempre sustancioso y
enriquecedor, porque la otra parte: la satrapía autoritaria, apela a la diatriba descalificadora.


El Neo autoritarismo, llamado también Socialismo del siglo XXI, ha querido secuestrar al héroe
y su épica, mostrándolo con una faz desdibujada para embrutecer, siguiendo en canon
ideológico. Manipulando algunos preceptos del Culto a Bolivar, tratando de introducir de
contrabando la adoración a Hugo Chávez, mal llamado “el comandante eterno”; buscando a
largo plazo fundar una nueva religión civil, basado en la fijación histérica de las bondades cuasi
mágica del “vendedor de arañitas”.


Este proceso de adulteración ha llegado al clímax, con la elaboración de cartillas ideológicas,
distribuidas entre nuestros escolares. Textos de historia o comic, proliferan en nuestras
escuelas desde hace un tiempo; fabricando una saga de un deformado Bolívar, amamantado
por esclava cubana, cuyo rostro se le hace aparecer con rasgos africanos y aborigen.
Poniéndolo a hablar como redentor haciéndolo coincidir con el dogma marxista del justiciero.


Las guerras continentales, la presencia cada mas determinante de Estados Unidos, las
traiciones de sus generales más allegados, la sospecha de envenenamiento; el endiosamiento
de Manuelita Sáenz, negando la presencia de otras mujeres en la vida del promiscuo personaje. Cada una de estas aberraciones han sido negadas y demostrado su falsedad, por
Guillermo Morón en estos tres lustros de desgobierno. Quien con su actitud de férreo defensor de la libertad nos alerta de la banalización del Libertador; para imponer la chatura de
Chávez y sus continuadores.


Próximo a cumplir noventa años, venezolanos como el escritor e historiador caroreño, nos
mueve a pensar que esta pesadilla que nos sobrevino, es un vulgar accidente en la vida de una
nación, la cual ha vivido momentos estelares, y que ya es hora de recomenzar.


Febrero de 2015

Compartir este post

Repost 0
Published by Juandemaro Querales
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

Enlaces